Tus cartas y opiniones

Por lo general me encuentro en [...] donde viven unos familiares y donde trabajo. Estuve en la UJCE pero solo como militante de base, pues su burocratismo extremo, su institucionalismo y su falta de objetivos reales me desmotivaron y cuando empezaron a desoír algunas de mis propuestas, empecé a desligarme y me abstuve de ocupar puestos de responsabilidad huecos de contenido y miras revolucionarias. Cuando lo que yo había imaginado debía ser la vanguardia de la clase obrera, se me había revelado como una organización agonizante y avocada a su extinción. Y lo que es peor: sin ánimo de corregir su caída. Propuse encabezar y liderar las manifestaciones por la vivienda digna y en su día los desordenes por los parquímetros. Sacar las banderas, hacernos notoriamente visibles y mostrarle al pueblo una imagen de organización dispuesta a liderar y a guiar toda lucha contra un sistema que es la causa de todos los problemas.

Los problemas de la sanidad, de la educación, de la vivienda, del transporte, de la precariedad laboral, de la telebasura etc. no son en realidad problemas en sí mismos, aislados e independientes los unos de los otros sino CONSECUENCIAS de un único problema: EL SISTEMA CAPITALISTA. Y para unificar todas las luchas y plantear esta postura a las masas, los comunistas debemos convertirnos de forma visible en el principal enemigo de los que lo sustentan. Hacerles enseñar sus verdadero rostro, hacer evidente que están detrás de todas las crisis en todos los ámbitos. Y cuando seamos el primer enemigo a batir, seremos los dirigentes y el espejo en que se miren todos los antisistema y todos aquellos en los que empiece a calar el discurso revolucionario. Pero la UJCE y en mayor medida el PCE, se subyugan deliberadamente a posiciones desvirtuadas. Aceptan las condiciones apolíticas de plataformas que actúan de forma independiente y con métodos pacifístas e ineficaces. Reniegan de la lucha y se abstraen en su burocratismo interno, escondiéndose de las masas, temiendo asumir RESPONSABILIDADES. Por lo que empecé a sentirme aislado y frustrado en mis aspiraciones ideológicas. Y lo malo es que encima usurpan el nombre de comunistas, apropiándose injustamente de algo que les desborda, que está muy por encima de ellos, desdibujando sus fines y sus métodos.

Di con [...] y sentí de nuevo cierta fe en una causa que daba ya como extinguida. Por eso busco en vosotros una orientación nueva en la que me sienta realmente implicada y que respalde mi concepción de la lucha revolucionaria en todos sus ámbitos. Creo que es más que viable.

PD: Me reitero en mi voluntad de participar de vuestro proyecto (de nuestro proyecto, pues de hecho ya lo comparto, participe o no en él), y espero que os pongáis en contacto conmigo [...]

Saludos

J.V.

Lo que me parece verdaderamente increíble es que los medios alternativos, los que se jactan de ser revolucionarios, no dedican ni una mísera portada a estos hechos tan duros para el comunismo combatiente. Los verdaderos revolucionarios son gente como Fina García, como el Camarada Arenas, como Israel Torralba... gente que se deje el pellejo en la causa del proletariado, gente que se enfrenta al Estado fascista que aquí en España es el único terrorista. Mis apoyos a Fina y a todos los presos políticos. Ójala la resistencia responda a estos ataques.

L. S.


Camaradas del PCE(r) y de los GRAPO y también del SRI:

Tan sólo quería mostraros mi solidaridad, la única arma que tenemos los que no poseemos más que nuestra fuerza de trabajo, a todos los revolucionarios, comunistas y antifascistas, que estáis sufriendo, previa campaña de infamias y burdas mentiras, la gigantesca maquinaria represiva que posee el Estado Fascista español, pariente bastardo y hereditario del ilegítimo y genocida golpe de 1936. Somos muchos los jóvenes y obreros que estamos a vuestro lado, que sentimos que cada golpe que os asesta la sanguinaria oligarquía monopolista es un golpe contra nuestros intereses, anhelos y necesidades.

Pero sabemos perfectamente que eso no hace más que demostrar su debilidad, su desesperación y su descomposición. Torturas en las más sórdidas comisarías, módulos en los que se reduce al preso a un estado de animalidad, privado de toda creación espiritual e intelectual, suicidios con las esposas puestas, persecuciones y demás ignominias. Esa es la verdadera faz del Estado de derecho. Fuerza, camaradas.

¡Viva el PCE(r)!
¡Abajo el terrorista Estado español!

J.M.


Camaradas:

Reciban un fraterno saludo revolucionario de un Trabajador Comunista que labora en una de las Empresas Básicas de [...], concretamente, [...] productora y comercializadora de [...]

De entrada les manifiesto mi absoluto apoyo por la labor de formación política que cumplen a través de la página del PCE(r), que es donde encontré esta dirección, pues no existe un medio directo para hacerlo con el Partido.

Actualmente, el Colectivo del cual formo parte, Colectivo de Control Obrero, está investigando y discutiendo en torno a la concepción de las Empresas Socialistas, y más concretamente, a la transformación de las Empresas Públicas Capitalistas en Empresas Socialistas.

En este sentido me permito solicitarles que si tiene algun documento o material que aborde el tema, o tiene algunas orientaciones que darnos, sabremos valorarlas positivamente; lo cual por lo demás significaría el inicio de una relación en el marco del internacionalismo proletario.

Larga vida para los y las comunistas

Saludo, R.

inicio programa documentos galería