Millones de personas al borde la inanición en África

Millones de personas en el Cuerno de África están al borde de la inanición debido a la grave sequía que se entremezcla con las numerosas guerras de la región, según alertó el 6 de enero de 2006 la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) tras haberse registrado las primeras muertes en Kenia.

La FAO estima que 11 millones de personas en Somalia, Kenia, Djibouti y Etiopía necesitan ayuda alimentaria urgente, además de ganado, agua y semillas.

La alarma saltó nuevamente debido al comienzo de la estación seca, con predicciones que hablan de que las próximas lluvias previstas para marzo o abril, tampoco serán buenas. Multitud de personas se desplazarán en los próximos meses en busca de agua y alimento para sus ganados, pero la fuerte sequía ha reducido este año las posibilidades de pastoreo y ha mermado muchas regiones.

Especialmente seria es la situación alimentaria en Somalia y el este de Kenia, donde ya se han registrado las primeras muertes.

En Djibouti, alrededor de 150.000 personas (la quinta parte de la población) se enfrenta a la escasez de comidas por la sequía, mientras en Etiopía la situación se deteriora especialmente al este y sur del país.

Y es que hay mucho dinero en el mundo...
pero no es para quien lo necesita

Desde el colapso de los países socialistas y la apertura de su país a la explotación capitalista, ha llegado la peor y más larga depresión que haya sufrido una civilización industrializada en la época contemporánea.

Durante el verano de 1999, el Programa de Desarrollo de la ONU confirmó que las desigualdades globales en rentas y niveles de vida habían llegado a grotescas proporciones. La ONU denunció que la diferencia de ingresos entre los 5 países más ricos y los 5 más pobres (calculado mediante la media nacional de renta per cápita) creció del 30 a 1 en 1960 al 74 a 1 en 1997. Los 5 más ricos poseían el 86'1 por ciento del producto interior bruto mundial, el 68 por ciento de las inversiones extranjeras directas y el 74 por ciento de las líneas telefónicas mundiales.

La riqueza de unos pocos privilegiados es la miseria para la inmensa mayoría. El 20 por ciento de la gente más rica del mundo recibe al menos 150 veces más ingresos que el 20 por ciento más pobre. Mientras las 200 personas más ricas del mundo (la gran mayoría en los países más avanzados del norte) doblaron sus riquezas a 1 billón de dólares de 1994 a 1998, más de 1.300 millones de personas en el mundo en desarrollo salieron adelante con menos de 1 dólar al día.

Millones de dólares necesarios al año para abastecer a los 6.100 millones de habitantes del mundo:

-Agua potable y saneamiento sanitario: 9.050 millones
-Enseñanza básica y de calidad: 5.995 millones
-Salud reproductiva para todas las mujeres: 11.975 millones
-Salud y nutrición básicas y de calidad: 13.100 millones
-Solución definitiva a las hambrunas crónicas: 48.000 millones
.....

Millones de dólares gastados, invertidos y/o ganancias anuales en:

-Tráfico de estupefacientes: 460.000 millones
-Gasto militar y tráfico de armas: 950.000 millones
-Negocio y tráfico de bebidas alcohólicas: 210.000 millones
-Negocio de cosmética, perfumes y otros artículos de lujo: 80.000 millones
.....

Capitalistas y ladrones más potentados del mundo (fortunas en millones de dólares):

1. Bill Gates (Microsoft): 50.000 millones
2. Warren Buffet (mafioso inversor en bolsa): 45.000 millones
3. Lakshmi Mittal (mafioso indio de la metalúrgica): 29.000 millones
4. Carlos Slim Helu (mafioso mexicano del control de la comunicación): 24.000 millones
5. Alwaleed Talal Alsaud (príncipe de la dictadura saudí): 24.000 millones
6. Ingvar Kamprad (mafioso sueco del mueble): 24.000 millones
7. Paul Allen (Microsoft): 22.000 millones
8. Karl Albrecht (mafioso alemán alimentación): 19.000 millones
9. Lawrence Ellison (Oracle): 19.000 millones
10. Robson Walton (Wal-Mart): 19.000 millones. Su familia roba otros 37.000 millones más en otras industrias mafiosas.

En el mundo existen un total de 13 millones de multimillonarios (la mitad de ellos yankis) y esta cifra crece un 8 por ciento anualmente. De ellos, 150.000 son españoles.

España fue el país de Europa y el 9º del mundo donde más crecieron los multimillonarios en 2004. Algunos de nuestros chorizos hispánicos son, según su puesto en el orden de la lista internacional:

20. Amancio Ortega y familia (Zara): 15.000 millones
90. Rafael del Pino (Ferrovial): 5.000 millones
100. Koplovitz (mafias de la construcción): 4900 millones
203. Jesús de Polanco (Prisa y GALoso): 3.000 millones

La zona que ha experimentado un mayor número de millonarios en 2004 es ¡¡¡África!!! con un 14 por ciento

Los otros datos:

-10 millones de personas no pueden sobrevivir con 0 dólares al día.
-1.200 millones de personas sobreviven (sobre todo mueren) con menos de 1 dólar al día.
-otros 1.700 millones de personas sobreviven (sobre todo mueren) con menos de 2 dólares al día.
-otros 1.000 millones de personas sobreviven con menos de 3 dólares al día
-la inmensa mayoría de esta pobreza absoluta se sitúa en África

Haced cuentas y redondead: menos de 13 millones de personas mantienen en la hambruna absoluta y en la aniquilación a casi 4.000 millones de personas. Los otros 2.000 millones de afortunados vivimos en situación de explotación y esquilmación permanente.

Intervida destina el dinero de los pobres a los ricos

Desde 1999 hasta la actualidad la ONG Intervida defraudó casi 200 millones de euros procedentes de donaciones benéficas para niños en América Latina a empresas para obtener pingües beneficios. Con el dinero destinado a programas sociales, educativos y sanitarios para mejorar la vida de los niños y sus familias, crearon colegios de élite y no precisamente para niños desfavorecidos, en Guatemala, Las Lagunas y San Mateo, y en Perú, en Arequipa.

Eduardo Castellón y Rafael Puertas constituyeron la Fundación Privada Intervida el 25 de mayo de 1994. Las aportaciones millonarias obtenidas desde entonces les han permitido amasar una gran fortuna al desviar ese dinero y realizar inversiones en varios frentes. El dinero procedía de las aportaciones realizadas por unos 350.000 donantes en toda España para el apadrinamiento de niños y se destinaba a bancos y sociedades de América Latina. La actividad fraudulenta se cometía a través de un complejo entramado de fundaciones, asociaciones y sociedades en España, Perú y Guatemala, y posiblemente también en otras partes de Iberoamérica.

Castellón y Puertas están acusados de un delito continuado de estafa y apropiación indebida, de delito societario y de asociación ilícita. Eduardo Castellón utilizó a Jesús Cardenal, antiguo fiscal general del Estado, para lograr un trato de favor.

En 1996 Castellón constituyó seis fundaciones con la misma finalidad: la ayuda al Tercer Mundo. Tres de ellas (Universal, Metrópoli y Ecoplanet) en Barcelona y las otras tres en Perú y Guatemala. Dos de esas fundaciones se emplearon para gestionar depósitos por 13 millones de euros.

En 2002 se creó la Asociación Alianza Mundial Intervida, que estableció también su sede en el local de Barcelona. Para entonces ya había delegaciones en La India, Japón, Mali y otros países. A partir de ese año, Castellón concentró todas sus energías en los proyectos de Latinoamérica, en los negocios que desde 1999 ya habían abierto sus empresas en Perú, Guatemala y Bolivia.

Esas sociedades, que forman el otro gran eje de la trama, se vinieron nutriendo desde su fundación con los fondos recaudados por Intervida. Eran sociedades dedicadas a la financiación de créditos para empresas (Edpyme Raiz SA), a la construcción y promoción de inmuebles (Iberoamericana de Construcciones y Contratas, Argenta Inmobiliaria o Roure Construcciones) o bien a la inversión de valores (Consultora Latina). Otras se centraron en la comercialización de fármacos, cosméticos o productos sanitarios (Genéricos Farma Ahorro, Genéricos Corporación de Medicamentos) o bien a la industria alimentaria (Industrial General de Productos Alimentarios).

Casi todas esas empresas donaron la totalidad de sus participaciones, a partes iguales a las Fundaciones Universal y Metrópoli que presidía el propio Castellón.

Existe otro eje menor de la trama, que son las sociedades españolas administradas por Castellón, Puertas y otros cuyo único objetivo era facturar a Intervida. También en este caso, el beneficio económico no fue para la fundación, sino para estas empresas del sector inmobiliario o la construcción, el márketing o la realización de estudios sociológicos.

Una parte del dinero ha servido para construir tres colegios de élite que han acabado siendo un negocio para la ONG. Dos de esos colegios se erigieron en los departamentos de San Marcos y Quetzaltenango, en Guatemala. Intervida gastó entre 2002 y 2004 4,39 millones de dólares. Son centros privados creados con el objetivo de traer niños y niñas cuyas familias cuenten con mayores posibilidades económicas que contribuyan a su sostenibilidad. También en la ciudad peruana de Arequipa se levantó en los ismos años otro centro similar que costó más de 800.000 dólares. Los niños que asisten a esos centros pagan un precio por la educación y se han convertido en colegios elitistas sólo al alcance de familias adineradas.

La multinacional humanitaria es la tercera ONG más importante de España tras Cruz Roja y Cáritas. Tenía 3.000 trabajadores en todo el mundo, 350.000 padrinos y un presupuesto anual de 86 millones de euros.

Cada cuatro segundos alguien muere por hambre

El hambre en el mundo, consecuencia del saqueo mundial de las grandes potencias imperialistas, está llegando a límites intolerables, incluso en países avanzados como Argentina, antes la despensa del mundo.

La crisis económica que estalló a finales de 2001 en Argentina provocó que en el 17'5 por ciento de los hogares, unas 1'382 millones de familias padecieran hambre en algún momento de 2002 por falta de trabajo o ingresos insuficientes, según un estudio de la oficina local del Banco Mundial.

El informe se elaboró a partir de una encuesta realizada en noviembre y diciembre de 2002 en Argentina, que tiene más de 36 millones de habitantes nucleados en 7.918.000 familias, de acuerdo con el censo nacional de 2001. La investigación detectó que entre las familas que no consiguieron en 2002 la cantidad suficiente de alimentos, 450.000 de ellas sufrieron hambre en forma severa.

En la mayoría de los casos, los hogares con esta necesidad básica insatisfecha están a cargo de un jefe de familia con trabajo pero con ingresos insuficientes y sin ahorros ni ayudas adicionales, y el 10'7 por ciento del total está directamente desocupado.

La FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) estima que en el mundo hay 842 millones de personas que pasan hambre: 10 millones en los países industrializados, 34 en países en transición y 798 en países en desarrollo.

Cada año se cuentan por millones las personas que mueren por no tener que comer, entre ellos seis millones de niños menores de cinco años. Cuatro segundos es el tiempo que separa una muerte de otra por la falta de comida en algún lugar del mundo.

En 2004 la FAO dejó de dar las cifras del hambre por primera vez pero sabemos que ha crecido en 40 millones de afectados.

En América Latina la distribución de los ingresos es la más desigual del mundo, ya que el 5 por ciento de la población absorbe 25 por ciento del ingreso total, mientras 226 millones de personas viven en condiciones de pobreza y 96 millones en situación de verdadera indigencia.

Esta situación no es una fatalidad irremediable, está provocada por el imperialismo, no un problema técnico de recursos insuficientes. Se puede luchar contra ella porque en el mundo tiene capacidad suficiente para alimentar a un tercio más de la población existente. Para luchar contra el hambre hay que derrotar al imperialismo.

Y ¿qué hacen las ONG españolas, que perciben al año más de 15.000 millones de pesetas en concepto de ayuda al desarrollo?

Ni se sabe. También ellas se han convertido en auténticas multinacionales y sus jefecillos viven como verdaderos aristócratas, con viajes turísticos gratuitos por todo el mundo. Otras desvíain fondos para financiar a la iglesia católica. Manos Unidas es una ONG que depende administrativamente de la Conferencia Episcopal. Los obispos se sientan en sus órganos directivos, el Episcopado paga los sueldos, controla la organización del personal, los nombramientos y las condiciones generales de actuación. En 2000 tenía unos ingresos anuales cifrados en 7.569 millones de pesetas, de los cuales, el dinero público alcanza los 5.941 millones de pesetas. Con el dinero público de ayuda al desarrollo, Manos Unidas financia proyectos evangelizadores y formación doctrinal católica. Para los dirigentes de la Conferencia Episcopal, Manos Unidas tiene la obligación central de evangelizar por encima de cualquier compromiso de tipo social...

Las ONG, nuevo brazo de la diplomacia imperialista

Hace años que se sospechaba que, bajo la cobertura de la acción humanitaria, muchas ONG realizaban tareas de espionaje para la preparar intervenciones militares. Bajo su falsa cobertura humanitaria, las ONG siempre han sido un instrumento de penetración del imperialismo, deliberada o inconscientemente. Aunque muchos de sus miembros se vuelcan de manera desinteresada y altruista, las ONG no responden a su nombre: están muy lejos de ser no gubernamentales. Con el tiempo esta tendencia se ha intensificado. Las ONG trabajaban antes a cierta distancia de las instancias gubernamentales pero, con el tiempo, esa relación se ha hecho más estrecha, asfixiante. Los gobiernos ejercen actualmente un control absoluto sobre los programas que financian, lo que abre la vía a su manipulación creciente. Como consecuencia de ello, las ONG dependen cada vez más de sus fuentes de financiación y, si alguna vez la tuvieron, ahora han perdido toda su independencia.

Conforme a las teorías de Gene Sharp, desarrolladas en el seno de la Albert Einstein Institution, Estados Unidos elaboró desde el final de la guerra fría una nueva doctrina de golpes de Estado dulces mediante la utilización de técnicas no violentas. Inspirándose en el pacifismo, Washington trata desde hace unos diez años de derrocar los gobiernos que no le gustan mediante un dispositivo que le garantice el apoyo de la opinión pública internacional.

En el centro de la nueva doctrina, las ONG, popularizadas por los medios de difusión, juegan un papel esencial y se han transformado en caballos de Troya del departamento de acción de la CIA. Asociaciones teóricamente independientes y con reputación de humanitarias, están ya abiertamente incorporadas a la estrategia imperialista. El hecho de que la mayor parte de ellas estén financiadas con fondos públicos no es nuevo. Hace tiempo que las agencias gubernamentales de ayuda tienen como objetivo subvencionar organizaciones seudohumanitarias especializadas en acción clandestina. Numerosas ONG aceptan fondos provenientes del Open Society Institute de George Soros a pesar de que los lazos de éste con la diplomacia subterránea estadounidense son bien conocidos. Por sí misma, esa financiación pone en tela de juicio la definición de lo que debe ser una ONG.

Antes Estados Unidos financiaba grupos políticos, sindicatos, movimientos paramilitares y escuadrones de la muerte. Luego su política exterior abandonó la teoría de la seguridad nacional que frecuentemente implicaba alianzas y apoyo a regímenes fascistas y militaristas, y viraba hacia la promoción de la democracia. En este contexto se creó en 1983 el NED (National Endowment for Democracy, Fondo Nacional para la Democracia), junto a una serie de otras fundaciones, centros de investigación y ONG, los cuales recibieron fondos del Congreso y el mandato de promover la democracia como una nueva y más efectiva manera de sostener su política imperialista.

Esta estrategia no busca estabilizar sistemas oligárquicos basados en reducidas élites locales de dirección, sino penetrar en la sociedad civil y desde ese lugar asegurarse el control sobre los movimientos de masas basándose en organizaciones aparentemente cívicas, no partidistas y apolíticas. Las ONG son una pieza fundamental de esa penetración social.

Con la llegada de Bush al poder en enero de 2001, las ONG fueron integradas en el aparato estadounidense de injerencia. La idea se fue imponiendo, primero en algunos centros de divulgación de ideas y luego en el seno de la USAID (United States Agency for International Developpment, Agencia para el Desarrollo Internacional). Fundada por Kennedy en 1961, esta agencia gubernamental depende del Departamento de Estado y se financia con fondos públicos. Su actividad consiste en redistribuir esos fondos en los países que Washington desea ayudar, sobre todo a través de ONG.

La llegada al poder de Bush en enero de 2001 no podía dejar de tener consecuencias para un organismo ligado a la política exterior estadounidense. Sobre todo si se tiene en cuenta que el director de la agencia, Andrew S. Natsios, estaba muy relacionado con el nuevo equipo de Bush. Adepto de los sectores más reaccionarios e imperialistas, Natsios fue uno de los que dirigió en 1980 la campaña electoral de Bush, quien lo nombró en 1988 para el Buró de Ayuda a las Catástrofes en el Extranjero, antes de que Natsios se sumara en 1992 a la asociación caritativa cristiana WorldVision.

En septiembre de 2001 se crearon varias organizaciones especializadas en supervisar elecciones: el European Network of Election Monitoring Organizations. La enumeración de sus socios -entre otros, la OSCE, el National Democratic Institute y el Open Society Institute- es suficiente para tener una idea de los intereses que defienden. En ese dispositivo, el papel de catalizador corresponde a las ONG.

La nueva estrategia de seguridad para Estados Unidos publicada por la Casa Blanca en setiembre de 2002 supuso un cierto cambio en su política exterior. La línea del gobierno de Bush consiste garantizar su propia seguridad imponiendo regímenes democráticos en los países enemigos.

A consecuencia de esa directiva, la USAID modificó su relación con las ONG para integrarlas en el aparato de injerencia articulado alrededor de la CIA. Así lo revela un informe publicado por la agencia en enero de 2003, en pleno período de preparación de la agresión a Irak. El informe detalla los planes del Departamento de Estado para utilizar a las ONG. Bajo el título Ayuda internacional en nombre del interés nacional: promover la libertad, la seguridad y la oportunidad, el informe enumera las nuevas prioridades de la USAID. Abiertamente la agencia no financia ya programas con el fin de aliviar la miseria humana sino que se dedicará más bien a estimular reformas democráticas.

La USAID planeó establecer recompensas mediante la financiación de proyectos de desarrollo en los regímenes amigos, mientras que los países hostiles serían el objetivo de los programas de reforma aplicadas por las ONG. La agencia explica cómo manipular las ONG para propiciar golpes de Estado: Es posible aportar ayuda a los reformadores que permitirán identificar a los ganadores y perdedores más importantes, desarrollar la construcción de coaliciones y de estrategias de movilización y elaborar campañas de relaciones públicas [...] Ese tipo de ayuda puede representar una inversión para el futuro, cuando un cambio político otorgue el verdadero poder a los reformadores.

El primer caso de intervención estadounidense en el marco de su nueva política es el movimiento de democratización en Filipinas que culminó con la elección de Corazón Cory Aquino en 1986. Unos meses antes de las elecciones, el agente estadounidense Philip Kaplan convenció a la dividida oposición a Marcos de la necesidad de unirse y seleccionó a Cory Aquino como la candidata de la oposición. Estados Unidos intervino con éxito para encumbrar a un supuesto movimiento democratizador que demandaba el final de la dictadura de Marcos.

El caso siguiente sucedió cuatro años más tarde con el triunfo de Violeta Chamorro frente a los sandinistas en las elecciones nicaragüenses de 1990. La teoría de la promoción de la democracia de Estados Unidos era todavía joven a mediados de los 80, pero en los 90 en Nicaragua la fórmula ya había madurado. Allí Estados Unidos había financiado al terrorismo en contra del gobierno sandinista durante toda una década, destruyendo la economía y manteniendo el espectro de una continua agresión contra el pueblo. Christopher Sabatini, encargado de programas para América Latina del NED, reconoció que financiaron las elecciones que llevaron a la derrota a los sandinistas en Nicaragua en 1989. Unos meses antes de las elecciones, Estados Unidos, por medio de una compleja red formada por el gobierno, las ONG y el sector privado, unió a la fracturada oposición antisandinista, según el ex agente de la CIA Philip Agee, gracias a los sobornos. Crearon una alianza política, un movimiento civil y un amplio frente integrado por diversas asociaciones. Primero la CIA y la NED formaron la Coordinadora Democrática Nicaragüense y luego una Vía Cívica que integraba a todos loa antisandinistas. La tarea de Vía Cívica era la educación y la movilización políticas, supuestamente neutrales y no partidistas. En realidad todas sus actividades estaban diseñadas para fortalecer a los antisandinistas.

Una vez que Estados Unidos se aseguró un candidato para la oposición unificada en la persona de Violeta Chamorro, organizó una serie de reseñas fotográficas para las portadas de los periódicos de más tirada y los noticiarios de la televisión: Chamorro con Bush, Chamorro con Thatcher, Chamorro con el Papa...

Así es como Estados Unidos fabrica un candidato para ganar una elecciones y, si las pierde, como en Georgia (2003), Ucrania (2004) o Kirguisistán (2005), entonces habla de fraude. Está naciendo una nueva forma de ingerencia imperialista. Mediante la utilización de elementos de la sociedad civil, las ONG tienen como objetivo sembrar dudas sobre los procesos electorales y organizar campañas de propaganda para repudiar a los dirigentes que Washington quiere eliminar.

El mundo vive hoy al ritmo de la CNN. Lo que importa no es la realidad de una revolución o de un golpe de Estado sino la imagen que se da del hecho. Por eso que ciertas ONG están siendo llamadas no solamente a informar sino a intervenir directamente en el seno de los regímenes políticos de sus propios países como verdaderos caballos de Troya de la CIA.

El verdadero rostro del Foro Social Mundial:
¿quién lo financia?

de La Haine

El Foro Social Mundial (FSM) es el evento central del movimiento antiglobalización (que ahora prefiere llamarse alterglobalizador). En teoría reúne a personas y organizaciones que luchan contra el predominio de las multinacionales, a favor de los desfavorecidos y por otro mundo posible. Pero ¿de dónde salen los fondos para ese evento?

Según los organizadores del V FSM, el presupuesto total del Foro Social Mundial es de 38.856.090 dólares, de los cuales sólo el 6'4 por ciento (2.561.392) salen de las inscripciones de los participantes. Es decir, que el 93'6 por ciento de lo fondos para el FSM vienen de donaciones de distintas fuentes.

La Fundación Ford financia totalmente la preparación del FSM con 2.269.000 dólares.

En cuanto a la financiación del evento en sí, la inmensa mayoría de las donaciones proviene de ONG.

2.432.538 dólares (6'2 por ciento de la financiación total) vienen de ONG confesionales (católicas y protestantes).

12.006.821 de dólares (un 30'7 por ciento) vienen de donaciones de otras ONG (de los cuales, 4.398.800 de Oxfam, fuertemente vinculada a la iglesia: en España es Intermon-Oxfam).

Hay que tener en cuenta que si rastreamos el origen de los fondos de estas ONG, veremos que vienen en gran medida de los gobiernos. La mayoría de los fondos de Oxfam, del gobierno de Gran Bretaña y los de la otra gran patrocinadora, HIVOS (que pone 3.645.502 de dólares) del gobierno holandés. Ambos gobiernos deben considerarse poco antiglobalizadores: tienen tropas estacionadas en Irak al servicio de los EE.UU.

Destaquemos que estas dos ONG financiaron conjuntamente el 60 por ciento del IV Foro Social Mundial, celebrado en Mumbai (India).

14.323.962 dólares (un 36 por ciento) vienen de las instituciones gubernamentales de Brasil (7.916.550 del gobierno federal, 1.602.000 del Estado de Rio Grande do Sul y 4.805.412 de la municipalidad de Porto Alegre).

Se da la circunstancia de que tanto el Estado de Rio Grande do Sul como la municipalidad de Porto Alegre están gobernadas por la derecha, en tanto que el gobierno federal ha hecho del pago de la deuda externa que estrangula a Brasil su prioridad económica y política (algo bien poco antiglobalizador). A ello han de añadirse 2.136.000 dólares (un 5'8 por ciento) aportados por Correos y la Caixa Económica federal, empresas públicas.

La Rockefeller Brothers Foundation aporta 356.445 dólares. Y los ayuntamientos italianos 240.300 dólares.

Finalmente, las empresas Electrobras y Petrobrás y el Banco de Brasil (sociedades mixtas con capital público y privado) aportan 8.098.500 dólares (un 20 por ciento).

Respecto del papel antiglobalizador de la Fundación Ford y la Fundación Hermanos Rockefeller nos podemos ahorrar hablar.

Todos estos fondos son administrados por la Asociación Brasileña de ONG (Abong) y por Ibase (Instituto Brasileño de Análisis Sociales y Económicos). Ibase, por su parte, es fuertemente financiado... por la Fundación Ford.

Cabe preguntarse ¿Por qué las ONG financiadas por los gobiernos más pro-capitalistas y sometidos a la voluntad del gobierno Bush, las empresas mixtas, las Fundaciones Ford y Rockefeller, las iglesias, la derecha brasileña y el gobierno Lula, fiel servidor de las recetas del FMI, financian un evento que organiza la lucha contra la globalización, el neoliberalismo y el predominio de las multinacionales?

Yo no creo que se equivoquen. Sin duda, saben bien dónde ponen su dinero.

Pero entonces ¿qué hacen los compañeros que de buena fe participan en estos foros creyendo luchar contra las multinacionales y el imperialismo? Pues me temo que están haciendo... el primo.

Súmate a Bush

Chávez es uno de los que menos gusta a las ONG financiadas por los imperialistas estadounidenses que, en abril de 2002, ya desataron un golpe de Estado. El año anterior, para prepararlo, el gobierno de Estados Unidos destinó casi un millón de dólares a apoyar a varias ONG con el fin de calentar el ambiente previo con manifestaciones y actos aparentemente cívicos y apolíticos contra el gobierno bolivariano.

Un año después, a pocos días del golpe, el Departamento de Estado anunció que concedería otro millón de dólares para apoyar grupos cívicos, sindicatos y periodistas golpistas. El dinero se distribuyó a través del NED y DAI (Alternativas de Desarrollo) que es quien entrega las limosnas de Estados Unidos en Venezuela, creando toda una red de ONG afiliadas. Entre 2000 y 2002 estas agencias golpistas duplicaron su financiación para las actividades dentro de Venezuela.

Poco después del golpe, el New York Times informó que estas entregas realizadas por las ONG vinculadas al NED iban a ser revisadas por el Departamento de Estado por las sospechas de que estaban financiando a los golpistas venezolanos y, mientras tanto, quedaban en suspenso nuevas entregas al NED con destino a Venezuela hasta completar la investigación sobre su verdadero uso. Pero el portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, negó después la noticia del New York Times y dijo que entregarían un millón adicional de dólares al NED.

Ni el NED y ni la USAID están interesados en promover la democracia. Si lo estuvieran, pondrían el dinero en otro país porque Chávez ha ganado nueve elecciones en los últimos seis años. Por el contrario, lo que buscan es revocar esos resultados electorales, poner a un pelele suyo al frente del gobierno venezolano y quedarse con el petróleo.

Las ONG estadounidenses que operan con fondos del gobierno de Estados Unidos en Venezuela forman un verdadero caballo de Troya, una red inextricable de intereses que confluyen con las ONG locales. Pero ¿qué tipo de organizaciones financian los imperialistas? Veamos:

El New York Times informó que entre los fondos había 154.000 dólares que el NED entregó al Centro Americano para la Solidaridad Laboral Internacional, la ONG establecida por la central obrera estadunidense AFL-CIO para sus relaciones internacionales, cuyo propósito fue apoyar las iniciativas de la Confederación de Trabajadores Venezolanos.

Esta Confederación sindical fue una de las principales organizadoras de las huelgas y protestas durante los dos meses anteriores al intento de golpe de Estado de 2002. El secretario general de la Confederación, Carlos Ortega, tiene una relación muy cercana con el dirigente del golpe, el presidente de la patronal Pedro Carmona Estanga: en los días previos al golpe, la representación pública de los manifestantes la ostentaban, al alimón, el sindicalista Carlos Ortega y el capitalista Pedro Carmona. Fueron Ortega y Carmona los que animaron a los miles de personas que se concentraron en la urbanización del Chuao, al este de Caracas y frente a la sede de PDVSA, a que marcharan al Palacio de Miraflores para exigir la renuncia de Chávez. Allí y entonces comenzaron los primeros disparos.

El Instituto Republicano Internacional (IRI), es otro de los grupos que utilizan fondos del gobierno estadounidense para apoyar a los colectivos golpistas en Venezuela. Su presidente, George A. Folsom, declaró en un comunicado difundido poco después de la intentona: Anoche, el pueblo venezolano se alzó para defender la democracia en su país. Se alegró de que Pedro Carmona fuera instalado a la fuerza en el gobierno: El IRI aplaude la valentía de los líderes de la sociedad civil, dijo exultante. Folsom comentó el 25 de abril de 2002 al diario mexicano La Jornada que su organización apoyaba el nombramiento de un gobierno de transición bajo la autoridad de la Asamblea Nacional, y hasta ofreció facilitar discusiones entre representantes de los partidos políticos y actores de la sociedad civil después del nombramiento de Carmona como presidente interino en Caracas.

El IRI cuenta con un presupuesto de más de 300.000 dólares para su oficina en Venezuela, que se dedica a promover determinados partidos políticos. Representantes de IRI reconocen que ayudan a organizar movilizaciones contra Chávez y que financiaron la visita de los opositores a Washington durante 2001 para darles instrucciones.

Para el trabajo de apoyo a los sindicatos y los programas del IRI, el NED otorgó 56.000 dólares. Fueron destinados al CEDICE, centro de información económica en Venezuela, cuyo fin es la promoción de un debate democrático informado sobre la legislación que afecta la reforma económica, los impuestos y la propiedad privada. Otros 41.747 dólares fueron a parar a la Fundación Momento de la Gente en su esfuerzo de promover la supervisión civil y la transparencia de las elecciones de julio 2000. Otros 50.000 dólares financiaron a una agrupación llamada Prodel que se dedica a promover la descentralización.

Después del fracaso del golpe llegó María Corina Machado, la fundadora y directora de Súmate, una ONG cuyos estrechos lazos con la Casa Blanca han desenmascarado la supuesta neutralidad de su organización, fundada en el año 2002.

Súmate también ha recibido financiación del NED y la USAID con el propósito de expandir la influencia imperialista estadounidense bajo la excusa de promover la democracia.

No obstante, según Machado, Súmate es una asociación civil no partidista y neutral. Es la tercera ONG que funda y dirige Machado, incluyendo una que ha trabajado con las municipalidades venezolanas para privatizar las casas de amparo a los sin techo durante la década de los 90.

La llegada de Chávez al poder en febrero de 1999 cambió la tarea de Machado. Hasta la fecha, la única actividad de Súmate ha sido la agitación con el objetivo de destituir a Chávez por medio del referéndum de agosto, que el presidente venezolano ganó con el 60 por ciento de los votos. Realizó encuestas falsas a pie de urna durante el referéndum que incluso fueron criticadas por el Centro Carter y la Organización de Estados Americanos. Siguiendo el manual goplpista de la CIA, al perder el referéndum, rechazó los resultados de la consulta.

Esto ha acabado derrumbando su imagen de neutralidad y es posible que se presente a las elecciones presidenciales de 2006 bajo una coalición cívica de la que Súmate no es más que un embrión.

Además de peón de la CIA, Machado es una golpista. Está comprobada su presencia en el juramento del gobierno ilegal de Pedro Carmona Estanca durante la intentona de abril de 2002. El 11 de abril de aquel año, antes de que Chávez fuera restaurado en el poder gracias a masivas protestas populares y al apoyo de sectores leales en las fuerzas armadas, se instaló un gobierno de transición y el capitalista Pedro Carmona juró como presidente provisional. El primer acto de Carmona fue abolir por decreto la Constitución Bolivariana que había sido ratificada por un referéndum popular en 1999, así como la Corte Suprema, la Asamblea Nacional y la Defensoría del Pueblo de Derechos Humanos. Cientos de oligarcas venezolanos estaban presentes en la jura de Carmona, incluyendo grandes capitalistas, capitostes de los medios de comunicación y políticos sin escrúpulos. Sus firmas confirman su asistencia. Machado fue una de las representantes allí presentes.

Sin embargo, en menos de 48 horas de haber asumido el poder, la junta ilegal de Carmona fue destituida. Los miembros del gobierno golpista se escaparon por la puerta de atrás del palacio, se subieron a sus lujosos vehículos deportivos y volvieron a los barrios cerrados de Caracas.

Sigue el manual de la CIA al pie de la letra: para preparar su carrera política como independiente, Bush recibe a Machado en la Casa Blanca, ante toda la parafernalia de medios de comunicación. Al terminar, desde un atril la precandidata se dirige a los periodistas reunidos en el jardín de la Casa Blanca: Buenos días. Sí, acabo de tener una reunión con el Señor Presidente y hemos sido invitados porque él está muy interesado en saber la posición de la sociedad civil sobre los valores democráticos y la extensión de la democracia específicamente en mi país, Venezuela.

El montaje sacudió a un pueblo ya bastante sacudido. La abogada venezolano-estadounidense Eva Golinger sugirió ante la televisión el paralelo con Chamorro. La diputada Celia Flores pidió el procesamiento de Machado y dijo que ella y Bush están sentados juntos, tomándose de las manos, sonriendo, uno escondiendo a un terrorista y el otro apoyando un golpe.

No es la primera visita de alto nivel que Machado mantiene. También estuvo en Ottawa reunida con representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá, con varias ONG y grandes monopolistas. Según el portavoz de la embajada canadiense en Caracas, Súmate consiguió una subvención de aproximadamente unos 18.000 dólares de aquella embajada. Un mes más tarde, durante su visita a Venezuela, Machado se reunión con el español Rodríguez Zapatero.

Pero nada comparable con su presencia ante la Organización de Estados Americanos cuando ésta se reunió en Fort Lauderdale, Florida, entre el 5 y 7 de junio. Estados Unidos han estado presionando para que la OEA adquiera atribuciones para proteger la democracia en el hemisferio, lo que los demás países interpretan como una manera muy pobre de seguir atacando a Cuba y Venezuela. Otra iniciativa apoyada por Estados Unidos es la creación de un mecanismo que otorgue a la sociedad civil una voz en el Consejo Permanente de la organización, para poder denunciar las amenazas a las democracias en sus propios países. Machado está entusiasmada con este proyecto. En su conferencia de prensa en el en el jardín de la Casa Blanca declaró su apoyo a la apertura de la OEA a la sociedad civil y -añadió- a los sectores privados.

Curioso: una organización internacional formada por Estados que debe acoger en su seno al sector privado. Nunca se había escuchado cosa semejante.

A través de su ONG Machado está lanzando un desafío presidencial organizado por Washington, tal como lo hicieron sus predecesoras ideológicas Aquino y Chamorro. Ella sigue el manual al pie de la letra: lo primero es la formación de una alianza cívica venezolana en torno a Súmate, un elemento clave de cualquier estrategia anti-Chávez que se esconde detrás de la retórica cínica de la democracia. Venezuela tenía una Coordinadora Democrática que agrupaba a los principales partidos y ONG anti-Chávez. Se desintegró tras la victoria de Chávez en el referéndum. La versión venezolana de Vía Cívica es Súmate, que evolucionará hacia la creación de una alianza cívica nacional. La disolución de Coordinadora Democrática es irrelevante para la oposición debido a que, de acuerdo con el calendario de la CIA, hay que comenzar con la tercera etapa: la unificación de la oposición en una nueva organización y la designación de un candidato común: María Corina Machado.

Reporteros Sin Fronteras:
una ONG al servicio de la CIA

En 2003, durante los procesos de La Habana, un miembro del contraespionaje cubano, Néstor Baguer señaló públicamente a Robert Ménard como miembro de los servicios secretos estadounidenses. Robert Menard es el presidente vitalicio de una ONG francesa Reporteros Sin Fronteras cuya preocupación más importante es realizar campañas publicitarias contra Cuba, a la que acusa de encarcelar a los que califican de periodistas disidentes.

Desde 1962 el periodista cubano Néstor Baguer se hacía pasar como disidente para informar al contraespionaje de su país de los ataques del imperialismo. Infiltrado entre los gusanos, Baguer contó que había sido el primer representante de RSF en Cuba, una tarea que le permitió alcanzar un nivel aún más elevado de confianza con los agentes de inteligencia de la Sección de Intereses norteamericanos en La Habana. Conocía bien, por tanto, los entresijos de Reporteros Sin Fronteras, pero no tuvo mucho eco entonces. Su denuncia cayó en saco roto.

Al año siguiente, tras una minuciosa investigación, el periodista canadiense Jean Guy Allard, junto con Marie-Dominique Bertuccioli, escribieron un interesante libro acerca de las actividades de esta ONG: Le dossier Robert Ménard: Pourquoi Reporters sans frontières s'acharne sur Cuba, Lanctôt Éditeur, Québec, 2004. En este libro Allard y Bertuccioli confirman las tesis adelantadas por Néstor Baguer.

Luego, Diana Barahona, del grupo de prensa Northern California Media Guild, en un artículo fechado el 11 de marzo de 2005, dio un nuevo paso al acusar a Reporteros Sin Fronteras de estar financiada por el binomio NED/CIA y de escribir sus informes bajo el dictado del gobierno de Bush.

A pesar de su carácter no gubernamental esta ONG recibe la mayor parte de su financiación de fondos públicos. Fue reconocida como de utilidad pública en 1995, lo que le abrió acceso a los presupuestos del gobierno francés. Pero cuenta igualmente con mecenazgo privado de grandes multinacionales, especialmente de los medios de comunicación: FNAC, Vivendi, CFAO, Hewlett Packard, Fundación Hachette, Fundación EDF. La Fundación Soros la subvencionó en 2003 con 70.378 euros.

También en contra de lo que parece sugerir su nombre, esta ONG no se compone de periodistas ni ayuda a la prensa que padece dificultades de censura. Se parece más a una agencia de publicidad, pero de una publicidad muy peculiar, de tipo político y muy centrada en algunos países que no son del agrado de los imperialistas. Por ejemplo, Cuba y Venezuela.

Cuba: la pesadilla de ‘Reporteros Sin Fronteras’

Durante los últimos 40 años, 791 periodistas han sido asesinados en América Latina, de los cuales ninguno en Cuba. Sin embargo, como dicen Allard y Bertuccioli, Reporteros Sin Fronteras, que tiene su sede en París, se ensaña con Cuba. ¿Por qué este encarnizamiento? Porque Reporteros Sin Fronteras cumple las órdenes de la CIA: trata de impedir el flujo turístico hacia Cuba para reforzar el bloqueo y ahogar económicamente a la isla.

Encabezado por Colin Powell, el Center for Asistance to a Free Cuba es una organización creada para derrocar a la revolución cubana y restaurar el régimen de Batista. Entre otros, a ella pertenece el propietario de Ron Bacardí y el ex terrorista Frank Calzon que dirige una dependencia de la CIA, la Freedom House. El 6 de mayo de 2004 el Center aumentó el apoyo a las ONG, en determinados terceros países que se dedican a poner en relieve los abusos de los derechos humanos en Cuba como parte de un esfuerzo amplio para desalentar los viajes de turismo. El presupuesto de la ayuda a las ONG mercenarias pasó de 7 a 36 millones de dólares: se multiplicó por cinco.

En 2002 Reporteros Sin Fronteras firmó con el Center un contrato cuyos términos no se conocen e inmediatamente después recibió una primera subvención de 24.970 euros que al año siguiente aumentó a 59.201 euros. El contrato de Reporteros Sin Fronteras con el Center fue negociado en 2001 con el entonces responsable del mismo, Otto Reich que, como subsecretario de Estado para el hemisferio occidental, dirige la contrarrevolución en toda América Latina para el gobierno de Bush.

En un foro de internet del semanario francés Le Nouvel Observateur Robert Ménard, confesó que el presupuesto anual de Reporteros Sin Fronteras para realizar sus campañas de intoxicación es de 3.500.000 de euros. Ménard confirmó que RSF goza de apoyos millonarios de los fondos de reptiles tanto de los dueños de la prensa comercial francesa, del mundo de la publicidad imperialista y de los gobiernos europeos y de Estados Unidos.

Cuando un internauta le pregunta cuáles son sus lazos con la administración y la oligarquía de Estados Unidos, Ménard, como buen espía, niega todo, absolutamente todo y de un solo golpe: Ninguno, asegura.

Sorprendente fue también su respuesta a la pregunta sobre otro agente de la CIA, Frank Calzon: ¿Conoce usted personalmente a Frank Calzon?: En absoluto, contestó. El problema de Ménard es que el 18 de marzo de 2005 cometió la imprudencia de exhibirse en Bruselas con Calzon, ante varios diputados de la Unión Europea.

Pero las campañas contra el turismo a Cuba las diseña en Miami la agencia Saatchi & Saatchi, una subsidiaria de Publicis, la primera agencia publicitaria de Francia, la tercera en el mundo, que realiza campañas para el ejército de los Estados Unidos, Bacardí, McDonalds y hasta el Mossad (el espionaje israelí). Publicis es también dueña de una subsidiaria de Miami, Bromley (Sánchez & Levitan), cuya dirigente, Aida Levitan acompaña personalmente a Ménard en París en sus mítines anticubanos. Bromley es el número uno del mercado hispano-norteamericano de publicidad y dirige la campañas de Coca-Cola y de Bell South en el mercado hispano de Estados Unidos. Aida Levitan se hizo famosa participando en las protestas contra la actuación del grupo musical cubano Van Van en Miami.

Ménard siempre ha negado sus lazos con la CIA y con Nancy Pérez Crespo, la gerente mafiosa de los fondos de la USAID (ayuda estadounidense al desarrollo): ¿Nancy Pérez? Le confieso que este nombre no me dice nada ahora. De todas formas, nosotros no empleamos a nadie en Miami y, por tanto, tampoco a esa señora. Sin embargo, Nancy Pérez declaró en el diario de Miami New Herald que RSF iba a realizar en París la parte francesa de su campaña de distribución de folletos contra el turismo en Cuba. Ménard miente descaradamente. Nancy Pérez Crespo participó en una campaña anticubana en Praga auspiciada por los círculos de la OTAN que rodean al ex presidente checo Vaclav Havel con la participación de defensores de la Guerra en Irak, como Aznar o de gusanos cubanos como Carlos Alberto Montaner. La República Checa se ha convertido en uno de los principales aliados ideológicos del gobierno de Bush.

A una referencia al caso de José Couso y a sus colegas asesinados por disparos de los blindados norteamericanos sobre el hotel Palestina de Bagdad, el 8 de abril del 2003, Ménard, de nuevo, miente fríamente. A la cara. Y con insultos: Somos una de las pocas organizaciones que han consagrado meses enteros investigando sobre lo que pasó en el hotel Palestina. Lo hemos hecho con Jean-Paul Mari, periodista de 'Nouvel Observateur'. Puede usted molestarse en leer el informe que se encuentra disponible en nuestro sitio de internet. Ménard omite decir que el informe de RSF sobre los asesinatos del hotel Palestina han sido denunciados por la familia de Couso, que le acusa de haberlo publicado contra su voluntad y con la clara intención de defender a los intereses norteamericanos. El investigador de RSF, Jean-Paul Mari, es un amigo personal del Teniente Coronel Philip de Camp quien ordenó personalmente los disparos asesinos.

Por otro lado, niega mantener relaciones particulares con la escritora y conocida gusana Zoé Valdés, que realiza su trabajo de intoxicación en España.

Un internauta le preguntó por las acciones emprendidas por RSF a favor de Mumia Abu-Jamal, el periodista norteamericano encarcelado desde más de 20 años. Ménard, con el cinismo que lo caracteriza contesta: No hemos hecho nada y ni haremos nada. No se trata de un tema de libertad de prensa. Así habla el personaje que toda la prensa comercial celebra ocultando sistemáticamente toda referencia a sus lazos bochornosos, tanto con la patronal francesa, con los servicios especiales norteamericanos como con los capos terroristas de Florida.

RSF en Venezuela

Desde sus primeros informes del año 2000, Reporteros Sin Fronteras habla de Hugo Chávez como de un futuro Fidel Castro, refuerza la campaña mundial contra el gobierno legítimo y apoya a los medios cómplices del golpismo. Esta supuesta ONG colabora así activamente en las campañas de los monopolios mediáticos contra un país que, según nos aseguran, se está transformando en una futura Cuba.

En la revista Medios, la revista de los que no quieren criticar a los medios, que pertenece en parte a RSF, Robert Ménard firmaba con Pierre Veilletet un artículo intoxicador sobre el tema La guerrilla de los antiglobalización en contra de la información. Después de echar pestes contra varios periodistas, los autores de dicho artículo escriben: Los antiglobalistas le perdonan todo al ex-golpista Hugo Chávez, caudillo de opereta que arruina a su país pero se contentan, ¿por ahora?, con hacer discursos al estilo de Castro sin demasiadas consecuencias reales para las libertades de sus conciudadanos. Ménard les reprocha seguidamente su silencio sobre los virulentos discursos de Hugo Chávez contra la prensa, los excesos y las reacciones de sus partidarios, la impunidad de la que gozan.

Sin embargo, el gobierno de Chávez no ha encarcelado a ningún periodista, no ha cerrado ningún medio de prensa, no ha censurado ningún artículo y, sin embargo, Reporteros Sin Fronteras ha convertido a Chávez en uno de sus blancos y confirma las alegaciones de los medios privados según los cuales el gobierno de Chávez reprime la libertad de expresión.

La periodista Naomí Klein expresó su sorpresa ante la afirmación de RSF que hablaba del gobierno de Chávez como de una amenaza para la libertad de expresión. Según ella, la más grave amenaza viene en realidad de los propios medios, que han sido capaces de organizar un golpe de estado y de concorcios monopolistas cuyo dueño, Gustavo Cisneros, no esconde su deseo de convertirse en el próximo presidente de Venezuela.

La persona escogida para representar a RSF en Caracas, María José Pérez Schael, es consejera de la oposición golpista. Durante el golpe de 2002, Pérez Schael se refirió a los golpistas en el diario caraqueño El Universal en los siguientes términos: Mi corazón vibra al ver a los militares sublevados, al ver a esos hombres virtuosos que desfilan ante nuestra bandera nacional. Ante las protestas, RSF tuvo que escoger a otra persona para representarles.

Pero sigue alimentando y difundiendo las calumniosas versiones de la prensa opositora, y omite decir, por ejemplo, que tribunales venezolanos han comprobado la existencia de vínculos entre los militares golpistas y los auto-atentados, como el de Globovisión, destinados a alimentar la campaña mundial contra Chávez.

En Caracas, en junio de 2004, se descubre un escondite de armas en locales pertenecientes a la cadena televisiva Venevisión, lo que pone en manifiesto hasta dónde son capaces de llegar, en términos de desestabilización política, los medios de prensa comerciales que prácticamente monopolizan la difusión en Venezuela. El director de la cadena, que participó en la organización del golpe militar en abril de 2002, afirmó que se trataba de armas oxidadas.

La misma cadena de televisión había afirmado semanas antes, al igual que François Meurisse en el periódico francés Libération, que el descubrimiento de 91 paramilitares colombianos en una de las propiedades de un dirigente de la oposición venezolana no era más que una manipulación de Chávez. Sin embargo, el gobierno colombiano, al que no se le pueden achacar simpatías por el presidente venezolano, denunció esta invasión y envió a su ministro de Relaciones Exteriores para supervisar la repatriación de sus mercenarios a Colombia.

Venevisión pertenece a Gustavo Cisneros, un golpista amigo personal de George Bush y Jimmy Carter cuyos negocios sucios con el PSOE (caso Galerías Preciados) conocemos bien en España. Autor del primer golpe de estado mediático de este siglo, hizo creer al mundo durante 24 horas que Hugo Chávez había ordenado disparar contra su pueblo, coordinó el golpe de Estado, junto con la élite patronal, desde su fortaleza de Caracas y puso su avión a la disposición de los militares golpistas para que sacaran a Chávez del país.

Mientras tanto, Venevisión, Globovisión y las demás cadenas privadas celebraron con júbilo el decreto de los golpistas que eliminaba de un plumazo el parlamento, la constitución, el defensor del pueblo y otras instituciones venezolanas.

Durante las 48 horas que duró el golpe, la prensa, que no dejaba de hablar de salvar la libertad de expresión en Venezuela, mostró su verdadero rostro. Sus plumíferos emprendieron la caza de los bolivarianos, en vivo y en tono jadeante, junto a la policía política, mientras ocultaban la resistencia creciente de la población. Los medios de prensa populares fueron blanco de una persecución particularmente intensa, algunos de sus miembros fueron arrestados, sin la menor protesta de Reporteros Sin Fronteras.

Medios como Venevisión tienen una larga lista de cómplices en la violación de los derechos humanos. Esa complicidad no ha cesado, como lo demuestran hoy las campañas mediáticas contra dirigentes campesinos que participan en la reforma agraria del gobierno de Chávez, tildados de invasores, de guerrilleros e incluso asesinados después.

En agosto de 2003, cuando la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, en una operación que hubiera sido de simple rutina en cualquier otro país, aplica la ley y retira algunos equipos de retransmisión que Globovision había instalado sin la autorización legal necesaria, esta cadena televisiva desencadena una violenta campaña contra este nuevo atentado contra la libertad de expresión, campaña de la cual RSF se hace eco inmediatamente y llama a la ciudadanía a la resistencia contra la dictadura que se instaura en Venezuela.

Aunque la programación de Globovisión no se ve interrumpida en ningún momento, ya que no existe ningún problema con su frecuencia legal y habitual, los funcionarios de la Comisión son insultados y un comando nocturno lanza una granada de mano contra sus oficinas.

A pesar del fracaso de su golpe de Estado, todos estos medios siguen llamando a los militares a actuar rápido para derrocar al presidente. El debate político no existe en sus noticiarios. Que se vaya Chávez es el slogan que día tras día lanzan al aire políticos, periodistas, expertos, todos de común acuerdo. Venevisión, RCTV, Televen, CMT, Globovisión, la radio privada, que ocupan el 95 por ciento de las frecuencias y nueve periódicos de los diez en circulación, son propiedad de la oposición golpista. Como antes en Chile o en Nicaragua, utilizan su libertad de expresión como eje central de la guerra mediática contra un gobierno que ha restablecido la soberanía sobre el petróleo y que incomoda al gobierno de Bush.

Chávez, algunos de sus ministros y hasta los embajadores y presidentes africanos que lo visitan, son llamados monos, lo cual dio lugar en marzo de 2004 a protestas diplomáticas hacia la cadena RCTV.

Sin embargo, cuando la televisión asociativa Catia TVE, cuyos programas son elaborados directamente por los habitantes de los barrios populares y que transmite hacia todo el oeste de Caracas, es clausurada en junio de 2003 por un alcalde de la oposición golpista, RSF, visiblemente incómodo porque la oposición es responsable de la única clausura de un medio de prensa en Venezuela, se apresura a anunciar su reapertura en septiembre de 2003. Es mentira: un año después Catia TVE seguía clausurada.

Para terminar: Haití. Si el artífice del golpe de Estado de abril de 2002 contra Chávez fue Otto Reich, como emisario especial de Bush, supervisó también la operación de secuestro del presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide. Pues bien, Reporteros Sin Fronteras aplaudió el secuestro del presidente constitucional de Haití por parte de las Fuerzas Especiales norteamericanas.

Curiosa ONG: en una ocasión Reporteros Sin Fronteras perturbó unas sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. Sus militantes insultaron a la presidenta de la Comisión, de nacionalidad libia, e importunaron a diplomáticos, lo que provocó la suspensión por un año de su estatuto de observador en el Consejo Económico y Social de la ONU. Una joya.

Otra joya: en marzo de 2002 Robert Ménard fue condenado por el Tribunal Correccional 28 de París por violencia en reunión ejercida contra una empleada de la Oficina de Turismo de Túnez en París.

Leer también:

— España: radiografía de la miseria
— Aumenta la pobreza en Alemania
— Crece la miseria de la población en Francia
— Un tercio de los niños de Europa del este vive en la pobreza
— Bielorrusia atajará cualquier revolución anaranjada
— Golpe de Estado en Kirguisistán

inicio programa documentos galería