La salud, como chantaje y tortura

Aurora Cayetano Navarro. Presa Política. PCE(r)
Gema Rodríguez Miguel. Presa Política. GRAPO
Prisión de Meco

Queridos compañeros y amigos solidarios, desde la prisión de Meco I (Madrid) os tenemos que informar de lo sucedido con nuestra camarada Josefina García Aramburu. Como sabréis ella padece una dolencia crónica de corazón y desde primeros de agosto se ha producido un notable deterioro de su estado de salud. Sin embargo, a pesar de venir reclamando atención medica, una vez más, ha sido necesario llegar a una situación extrema, a que Josefina volviese a sufrir una angina de pecho -de las llamadas atípicas- para que el 9 y 14 la hayan tenido que sacar de urgencias al hospital. En estos momentos desconocemos cómo se encuentra porque en la última salida la han dejado hospitalizada y a nosotras no nos dan noticias de su evolución pero, sí podemos informaros de algunos de los hechos destacados que demuestran qué clase de tratamiento ha estado recibiendo con anterioridad para que comprendáis mejor porqué creemos que su agravamiento está motivado, en gran medida, por la falta de cuidados y atención medica.

Constando en el expediente de Josefina los informes de los cardiólogos que diagnosticaron su enfermedad y las pautas a seguir, la actitud de estos supuestos profesionales de la medicina que adornan la consulta con el juramento hipocrático ha sido, el de ni siquiera leerlo debidamente, con lo cual, la escasa atención que le han prestado ha sido forzada por las peticiones que Josefina ha hecho en los momentos que peor se sentía. Una evidente manifestación de desprecio hacia nuestras vidas la tenemos en que unas horas antes de sufrir esta última angina, con pinchazos y fuertes dolores, pidió a la médica del módulo que por lo menos le diera la baja para quedarse acostada en la celda y se la denegó. También es escalofriante el descontrol con el que le han estado suministrando una medicación que es vital y no puede dejar de tomar. Unos tres meses tardaron en reajustarle los medicamentos cuando los especialistas se lo habían prescrito con inmediatez pero, además, no hay garantías que en el sobre de la medicación que le entregan semanalmente esté todo lo que necesita, que sea realmente lo recetado o que corresponda con las dosis correctas. Si no fuera porque Fina se cerciora, hace tiempo que hubiera supuesto un buen susto, como pudo haber pasado cuando le dieron unos parches vasodilatadores caducados o cuando, esos mismos parches eran de una dosis muy inferior a la debida. Inexistente ha sido también el seguimiento que requiere su enfermedad mediante pruebas específicas y periódicas. En cada ocasión que Fina ha reclamado pruebas pendientes o consulta con los especialistas del hospital, la respuesta que aquí han terminado dándole es que es un problema trasladarla por ser FIES. Así escudándose en las medidas de seguridad es como, una y otra vez, sin importarles la gravedad y consecuencias del caso, vulneran también un derecho básico como es la asistencia al enfermo.

¿Qué sentido tiene este despiadado proceder que ya se ha cobrado la vida de varios presos políticos como ocurrió hace unos meses con Roberto Sainz?, ¿qué sentido mantener a otros presos con enfermedades incurables en las peores condiciones e incluso, aislados del resto de presos políticos como sucede con Mª Jose Baños Andujar? Para nosotras, conscientes de nuestra condición de rehenes del Estado, no cabe duda que la falta de cuidados y atención sanitaria no es un hecho al margen de la política represiva contra todos los presos políticos, por el contrario, es una desasistencia fríamente calculada al igual que lo son las palizas, traslados, dispersión o lo es la incomunicación que no ha cesado con los actuales gobernantes que se llenan hipócritamente la boca de democracia y pacifismo. El objetivo que persiguen, -tan viejo como la propia naturaleza fascista del régimen español- es presionar a través de nosotros a nuestras organizaciones políticas y guerrilleras, hacernos claudicar de nuestros principios revolucionarios. Los criminales del Estado no reparan en nada y por ello, no conformes con minar nuestra salud al someternos a condiciones en las cárceles cada vez más duras, también se valen de la enfermedad para seguir presionando y chantajeando hasta el límite de la propia vida.

Os recordamos que Josefina y otros dos camaradas del PCE(r) -Xaquin Garrido y Marcos Regueira- deberían haber sido excarcelados hace meses, puesto que la causa por la que se les mantiene encarcelados ya ha sido juzgada y por ella ya han cumplido condena en Francia. Os pedimos por último que, además de haceros eco de nuestra denuncia, no dejéis de incrementar vuestros esfuerzos en la lucha por la AMNISTÍA, así como, exigir la inmediata puesta en libertad de Josefina y todos los enfermos políticos incurables.

¡¡Por la unidad antifascista contra el terrorismo de Estado!!

Exigimos la liberación inmediata de Josefina García

Comité Internacional contra las Desapariciones
París, 26 de septiembre de 2006

Nuestro Comité ha sido informado de la grave situación de Josefina García, que es mantenida ilegalmente en prisión por el gobierno español, la cual ya había sido detenida y condenada en Francia donde había terminado de cumplir su condena.

Su extradición es ilegal y va contra el respeto de los Derechos Humanos más fundamentales.

La Europa democrática no respeta ni siquiera sus propias leyes.

Josefina García ha sufrido años de persecución, de secuestro, de torturas y como si todo esto fuese poco el acceso a un tratamiento médico adecuado le es también negado a riesgo que ella pierda su vida.

El poder en España sigue aplicando los crueles y criminales métodos franquistas, negando toda dignidad y asistencia a los detenidos políticos, esto es inaceptable.

Exigimos la liberación para Josefina García y la amnistía total para todos los presos políticos españoles.

Hacemos responsable directo al gobierno español de estas graves violaciones a los derechos humanos y hacemos un llamamos a condenar sin falla la actitud irresponsable del poder español que más temprano que tarde deberá rendir cuentas.

¡Amnistía a todos los presos políticos españoles!

icadfrance@free.fr
Maison du Citoyen, 16 rue du Père Aubry, 94120 Fontenay sous Bois

inicio programa documentos galería