Retroalimentar posturas radicales

Leoncio Calcerrada Fornieles
Preso político del PCE(r)
Prisión de Córdoba
24 octubre 2006

Me vienen reteniendo numerosas cartas de las que me remitís, con semejante y absurda motivación: Comprobada la carta retenida, se estima que en ella se reflejan lemas y anagramas teniendo como objetivo modificar la política penitenciaria, suponiendo una medida de presión hacia la Dirección de los Centros Penitenciarios y al propio Centro Directivo. Se considera que la carta puede afectar a la marcha regimental y la normal convivencia en el Centro Penitenciario, al margen de fomentar la retroalimentación de las posturas radicales y en consecuencia, ejercer una influencia nociva sobre los internos pertenecientes a la banda GRAPO.

¿¡Pero qué me enviábais cacho cabrones!? ¿Fusiles, granadas? Menuda bomba debía ser, para provocar unos efectos tan indeseables a la política penitenciaria de este democrático país. ¿¡Cómo pretendíais retroalimentarme en las posturas radicales? ¿Con una ración de jamón pata negra? Anda, ¿qué no es eso?... ¡que en vez de ello me mandáis retroalimentación de posturas! ¡Pues ya os digo!, que aunque yo no sepa que es eso de la retroalimentación, tiene que ser la leche, a juzgar por el empeño que estos carceleros ponen en que no nos escribáis o cuando lo hacéis a pesar de todas sus trabas, engaños y mentiras, no las recibamos. Para mí ya han determinado un recto camino: te arrepientes de tu pasado y presente, te rindes, y cuando te meemos encima, dices que está lloviendo. Pero no, ¡pardiez! Yo, como El necio de Silvio Rodríguez, como Iñaki De Juana o como Iñaki Bilbao dijo más reciente y menos poéticamente en la Audiencia Nacional Yo me muero como viví.

Además, y ya está bien con la fiesta... en la sentencia de la condena, me acusan y enmarronan por hacer proselitismo desde la cárcel. Esperad para reíros: y está estructurado en el PCE(r)-GRAPO desde el mismo día que salió de prisión en 2001 hasta su nueva detención en 2002. Vamos, que ni el día de la excarcelación me dieron libre estos rojos para tomar unas cañas en Madrid, si no que según salí, primero en Ocaña y luego en Vallekas, yo ya estaba dado de alta y activo en la plantilla del PCE(r). Joder, si esto fuera cierto, en vez de decenas de años de condena, lo que yo merecía ¡es la medalla al mérito del trabajo!

Pero basta de bromas. Estos demócratas nos han ilegalizado, criminalizado, torturado y golpeado en todas las partes de nuestros cuerpos, encerrado en auténticas jaulas, gaseado, obligados a realizar decenas y decenas de huelgas de hambre... En éstas nos han violado con tubos nasogástricos, nos han pegado estando a punto de fallecer, nos han insultado y puesto las metralletas en la cabeza llevando 430 días en huelga de hambre... Pero claro, esto debe ser leGAL y Constitucional. Pero que vosotros, como familiares, amigos o solidarios, nos enviéis recortes de la prensa, fotocopias de páginas web, cartas, postales o simplemente unos abrazos, eso es retroalimentar posturas radicales.

Ellos nos obligan a que acatemos constituciones emanadas del fascismo, Leyes de Partidos, Códigos Penales, Tribunales de excepción, reconversiones salvajes, policías cada metro cuadrado, etc, etc... pero nos niegan que nuestra gente –vosotros- podáis contarnos como vibra la calle, quién ha tenido un crío o la última manifestación obrera de nuestro barrio.

Ellos, nosotros y la retroalimentación... Pues yo simplemente os animo a que así lo sigáis haciendo. Escribidnos a las cárceles, informadnos de todo lo que se cuece ahí fuera, porque somos parte viva del Movimiento. Y volviendo a la broma, pensad en el jamón de pata negra... que tampoco nos vendrá nada mal.

inicio programa documentos galería