No pueden juzgar a los comunistas

PCML, Turquía/Kurdistán del Norte
Oficina Internacional
http://www.mlkp.info
info@mlkp.info

Está fijada la fecha del juicio contra los 23 presos comunistas y revolucionarios que fueron encarcelados en el mes de septiembre 2006 y que todavía no han sido llevados a los tribunales. El primer juicio tendrá lugar el 26 de octubre de 2007 en el 10 Tribunal Penal Criminal en Besiktas/Estambul.

Con la Ley Antiterrorista que fue puesta en vigor en el mes de junio del año pasado, la dictadura fascista pensó que pudiera crear un silencio de cementerio en Turquía y Kurdistán del Norte. Parece que esta ley no era suficiente por este objetivo, porque ya han aprobado una ley más que otorga a la policía autoridades extraordinarios. El objetivo de la dictadura es aplastar la lucha nacional kurda a través de la política de negación y aniquilación y liquidar el movimiento revolucionario y comunista. Siempre ha desarrollado nuevos conceptos para llegar a este objetivo y nunca ha lo logrado.

La crisis de gobernabilidad de la burguesía ha salido a la luz muy claramente con la ocasión de las elecciones presidenciales. Los contecimientos muestran que la burguesía no está solamente en una crisis política sino también está en una crisis del régimen. Bajo la orientación del ejército, intentan dividir la sociedad en dos campos reaccionarios, uno laicista y uno antilaicista. Y se parece que habían avanzado en este intento a un cierto punto. Siendo obligada a dar un paso atrás de algunas de sus posiciones durante el periodo de la integración a la Unión Europea, el ejército ya acusa el gobierno del AKP (Partido de la Justicia y del Desarrollo) con destruir el laicismo y abrir el camino de discutir los principios de la república que son indiscutibles según la Constitución. Para poner el fin a este proceso, dirige las elecciones presidenciales como lo que quiera y tienen el objetivo de un juicio final con el campo antilaicista. El ejército muestra que está determinada en dirigir las elecciones tempranas generales según sus propios intereses. Y moviliza las amplias masas a través de los mítines que organiza, para llegar a este objetivo.

Las elecciones tempranas del 22 de julio se realizarán bajo las condiciones de las discusiones sobre una intervención militar en Kurdistán del Sur (Kurdistán del Irak) y de los ataques de aniquilación contra las fuerzas patriotas kurdas y de la liquidación contra las fuerzas revolucionarias y comunistas. Estos ataques siguen acelerando en el país. Seguro que las elecciones se realizarán bajo el control del ejército, dejando muchas dudas atrás.

La dictadura fascista continúa con sus ataques contra nuestro partido, las organizaciones revolucionarias, los periodistas y los escritores por un lado, y por otro lado, a través de sus acusaciones falsas, intentó condenar en sus tribunales los comunistas y los periodistas y escritores revolucionarios y socialistas a los cuales había encarcelado el 10 de septiembre de 2006. Hasta ahora, no ha logrado en los juicios lo que quería. Los que fueron detenidos en Diyarbakir y muchas otras ciudades han sido puestos en la libertad. En el juicio del 13 de abril en Estambul, algunos de los detenidos fueron puestos en la libertad y los otros serán llevados a los tribunales el 7 de agosto. Ahora está en la agenda el juicio contra los 23 revolucionarios y comunistas que fueron detenidos el 8-12 de septiembre. Ellos están en la cárcel no siendo informado sobre la alegación contra ellos. El contento del caso era cerrada a los abogado sino era abierta a la policía hasta ahora. Es decir, la policía era libre en producir evidencias.

En el documento de acusación de la dictadura fascista, se demanda la cadena perpetua intensificada contra 13 revolucionarios y penas de prisión desde 10,5 años hasta 45 años contra 10 revolucionarios.

Los revolucionarios contra los cuales se demanda cadena perpetua son:

— Ibrahim Cicek, redactor en jefe del periódico Atilim
— Sedat Senoglu, coordinador del periódico Atilim
— Ziya Ulusoy y Bayram Namaz, los columnistas del periódico Atilim
— Fusun Erdogan, coordinadora general de la radio Ozgur
— Además: Naci Guner, Arif Celebi, Sultan Ulusoy, Adem Serkan Gündogdu, Ali Hidir Polat, Seyfi Polat, Mehmet Ali Polat y Erkan Özdemir.

Los revolucionarios contra los cuales se demanda penas de prisión de 10,5-45 años son: Erkan Salduz, Turac Solak, Elif Almakça, Hatice Bolat, Fatma Siner, Hasan Ozan, Arzu Torun, Soner Cicek, Fethiye Ok y Bilgi Tagac.

La dictadura fascista acusa estos presos además con 296 acciones armadas entre los años 1994-2006.

Muchas acusaciones y juicios como esto tuvieron lugar en la historia del movimiento comunista y revolucionario internacional.

Para mantener y continuar el sistema, la burguesía siempre ha torturado, encarcelado y matado los revolucionarios y comunistas que lucha solamente por la libertad, la democracia y el socialismo. Pero ha sido la burguesía misma que fue condenado por su acción. Al tratar de juzgar a los comunistas, cada vez la burguesía misma fue condenada. Dimitrov ha juzgado y condenado el fascismo alemán en los juicios de Leipzig. Cuando Mandela fue puesto en la libertad después de ser encarcelado durante 27 años por el régimen de Apartheid en el África del Sur, este sistema fue el quién fue condenado.

Ni los Abu Graibs, ni los Guantánamo, ni los centros móviles de tortura de la CIA han podido detener la resistencia en Irak y Afganistán. Al matar a los 15 comunistas en el Mar Negro, entre ellos a Mustafa Suphi, presidente general del TKP (Partido Comunista de Turquía) y a Ethem Nejat, secretario general del partido, cuando ellos estaban en la vía desde Bakú a Anatolia para participar en la lucha de liberación nacional, la burguesía turca nacional no ha podido impedir el hecho que los como Deniz, Mahir e Ibrahim surgieron en los principios de la década 70. Después, la matanza de estos líderes revolucionarios no fue el fin de la lucha revolucionaria en Turquía. El golpe de estado fascista del 12 de septiembre de 1980, las masacres y torturas en este periodo no pudieron impedir el desarrollo del movimiento revolucionario y comunista.

Ahora la burguesía intenta condenar 23 presos, juzgando los bajo las alegaciones falsas. Piensan que pueden liquidar las fuerzas comunistas, encarcelando los periodistas y socialistas.

¡En vano!

No sois tan fuertes que vencer a los comunistas. Y la evidencia de esto es muy clara. Nuestra lucha y combate con la dictadura fascista para el poder sigue adelante con todo su vigor. No hemos dado un paso atrás de ninguna área y de ninguna posición a pesar de los ataques y los encarcelamientos por la burguesía. Al contrario, damos una lucha que no sólo es una defensa pero también una ofensiva.

La pena de muerte de más de 3 mil años no puede detener la lucha de los comunistas para derrumbar el sistema rancio de la burguesía y para la revolución y el socialismo. Intentan juzgar a estos 23 comunistas y revolucionarios porque quieren juzgar a la clase obrera y las masas trabajadoras y condenarlos a este sistema de esclavitud.

Es verdad: Estos 23 revolucionarios y comunistas luchan contra la dictadura fascista en el pensamiento y en la acción en sus áreas. La burguesía puede intentar juzgarles. Puede mantenerles en las cárceles durante de muchos años. Pero cada uno de ellos juzgará en los juicios la burguesía misma y su sistema, juzgarán el fascismo. La burguesía una vez más será juzgada al intentar juzgar a los comunistas. Una vez más será condenado al intentar condenar a los comunistas. No pueden detener la lucha para la libertad y la democracia, para el socialismo.

inicio programa documentos galería