Se espera una ocupación prolongada de Irak

Irak podría padecer una presencia militar sustancial y prolongada de las tropas de Estados Unidos.

Los comandantes norteamericanos en Irak señalan que la estrategia de entregar territorio a los iraquíes se basa en áreas, lo que significa que los primeros sectores serán aquellos con una menor amenaza insurgente, probablemente el sur chiíta y el norte kurdo.

Algunas de esas zonas se encuentran bajo el control de comparsas de la coalición de Estados Unidos que ya anunciaron sus planes para retirar a un número sustancial de sus soldados en los próximos meses.

Pero es probable que las áreas más calientes, incluyendo el gran Bagdad y la provincia occidental de Anbar, permanezcan bajo el control norteamericano durante bastante tiempo. Más de la mitad de los 22 norteamericanos ejecutados en febrero de 2006 se cayeron en Anbar y el gran Bagdad.

Bruce Hoffman, experto en contrainsurgencia de Rand Corp, dijo el 9 de febrero a los medios estadounidenses que en el transcurso del último año no vio ningún signo que indique que la insurgencia en Irak terminará pronto: No veo ningún acontecimiento que indique que hay luz al final del túnel, señaló.

Ahmed S. Hashim, experto en contrainsurgencia del Colegio de Guerra Naval de Estados Unidos, también predijo que el ejército norteamericano tendrá una estancia prolongada en Irak, guiando durante años a las tropas iraquíes en su lucha contra los insurgentes.

Hashim también mencionó el hecho de que las fuerzas norteamericanas han permanecido en Alemania, Japón y Corea del Sur más de medio siglo después de los conflictos que las colocaron ahí.

Kenneth Pollack, experto en aspectos militares y de seguridad de The Brookings Institution, calculó que se requerirán al menos entre cuatro y cinco años más para que Irak esté listo para sostenerse por su propio pie sin algún tipo de presencia militar estadounidense.

Una ocupación tan prolongada puede bloquear la capacidad militar de Estdos Unidos de atacar otras zonas del mundo. En una sesión confidencial del Congreso estadounidense celebrada el 2 de mayo de 2005 el general Richard B. Myers aseguró que la concentración de tropas y armas en Irak y Afganistán ha mermado la capacidad de hacer frente a otros conflictos armados potenciales, y que si fuera necesario desencadenar operaciones militares de envergadura en otro campo de batalla internacional la victoria sin duda se conseguiría, pero con mayores dificultades y más pérdidas de vidas, tanto entre las tropas estadounidenses como entre civiles del país en cuestión.

En su comparecencia el alto mando se esforzó en despejar cualquier duda de que el Ejército con el mayor presupuesto militar del planeta, con más de 400.000 millones largos de dólares, no fuera a prevalecer en cualquier combate masivo que fuese necesario librar.

Entre los factores que ahogan y limitan la capacidad de reacción del Ejército estadounidense, el general Myers citó el desabastecimiento de armas de precisión en sus arsenales, además del cansancio de las unidades desplegadas en Irak, ya que los miembros de la Guardia Nacional allí desplegados se han visto obligados a prolongar sus estancia y a hacer más espaciadas las rotaciones de descanso por falta de suficientes tropas de refresco.

Aunque antes del 11 de septiembre de 2001 y de las invasiones de Afganistán y de Irak Rumsfeld, había expuesto la necesidad de reducir el número de tropas y de darle cada más prevalencia a los comandos y a las compañías de operaciones especiales, las dificultades de la posguerra iraquí llevaron a que se volviera a tantear la reimplantación del reclutamiento forzoso. Pero la idea se descartó de plano, dado el poco entusiasmo popular que suscitó.

Gran Bretaña calcula en 10 años el tiempo de ocupación militar

Los aproximadamente 10.000 mercenarios británicos desplegados en Irak deberán permanecer en ese país entre 10 y 15 años al menos, según estimaron varios parlamentarios de distintos partidos integrantes del Comité de Defensa de la Cámara de los Comunes que visitaron la zona, según informó el diario The Independent el 22 dicimbre de 2004. Es otro Chipre, dijo a dicho diario un destacado miembro de ese Comité.

El Ministerio británico de Defensa no ha puesto plazo a la ocupación en Irak, si bien admite que probablemente deberán seguir en ese país un largo periodo.

El conservador Richard Ottaway, miembro del Comité de Defensa, indicó sin embargo que se necesitará un compromiso continuo de las fuerzas extranjeras durante por lo menos 10 años.

Por su parte, Mike Gapes, parlamentario laborista del Comité, admitió que pueden pasar varios años antes de que los mercenarios británicos puedan retirarse de Irak: No estamos hablando de un compromiso de uno o de dos años, sino de varios años. Tenemos que decir con honestidad que hemos empezado y tenemos que acabar, apuntó Gapes.

Una ocupación tan prolongada va a poner en dificultades a la maltrecha economía británica. El Ministerio de Defensa británico sobrepasó en 4.428 millones de euros lo presupuestado en 2003 para la compra de armamento.

El enorme esfuerzo de guerra realizado con la intervención en Irak no ha permitido enjugar el sobrecoste que a lo largo de 2003 tuvieron diversos proyectos armamentísticos.

El incremento del gasto se debe sobre todo al encarecimiento de cuatro proyectos: el avión de combate Typhoon, conocido antes como Eurofighter; el submarino Astute de propulsión nuclear; los aviones de reconocimiento marítimo Nimrod, y el misil antitanque Brimstone.

Los cuatro pedidos, realizados a BAE Systems, la empresa británica principal proveedor de armamento del Ministerio de Defensa, se han demorado en su desarrollo varios años y durante el último ejercicio su coste conjunto se ha incrementado en 3.857 millones de euros.

Un antiguo alto dirigente de BAE Systems reconoció en declaraciones a la BBC que es práctica de las empresas armamentísticas no declarar a los gobiernos el precio real de los programas de armas, ya que nunca se lograría el contrato, y que luego el pago final se eleva aduciendo imprevistos e incrementos de los costes.

La precaridad de los imperialistas alcanza cotas de verdadero patetismo. Un soldado británico murió en Irak al serle retirado el chaleco antibalas. Las autoridades militares justificaron la medida por la necesidad de que dicho chaleco fuera compartido por varios compañeros, ante la escasez de material de las tropas desplegadas en aquel país.

Estados Unidos instala bases militares en Rumanía

Rumanía se ha convertido en el primer país de Europa Oriental con bases militares norteamericanas, después de que la secretaria de Estado norteamericano Condoleezza Rice y su homólogo rumano, Razvan Ungureanu, firmaran el 6 de diciembre de 2005 un pacto para establecer bases militares en el país de los Cárpatos.

Desde hace mucho tiempo Estados Unidos tenía planeado establecer bases militares en Europa oriental. Tras la desintegración de la Unión Soviética, la configuración militar de Europa ha registrado grandes cambios, pues la mayoría de los países de Europa del este se han incorporado a la OTAN, aunque todavía no había bases militares norteamericana en estos países.

Desde hace mucho tiempo Estados Unidos intentaba trasladar su base militar de Alemania a Europa del este, para establecerse en esta región. Polonia, Rumania y Bulgaria eran los países donde Estados Unidos pensó instalar su base militar. Pero Rumania está más cerca de Oriente Medio y a tres horas de vuelo a Irak.

Entre febrero y mayo de 2004, Estados Unidos utilizó la base militar rumana de Constanta, situada en la costa del Mar Negro, como trampolín para enviar material logístico y personal militar a Irak. Entonces, un gran número de aviones norteamericanos volaron desde Rumania a Oriente Medio, lo que facilitó en gran medida a Estados Unidos sus operaciones militares en la región.

Hay seis países que limitan con el Mar Negro: Bulgaria, Rumania, Ucrania, Rusia, Georgia y Turquía. Por eso, para Estados Unidos, establecerse en Rumania significa controlar el Mar Negro. La posición geográfica de este país es de vital importancia para una gran potencia que intenta ejercer su hegemonía en el mundo.

Asimismo, Estados Unidos escogió cuatro bases militares en Rumania situadas respectivamente en Constanta, Babadag, Cincu y Smardan, todas en las proximidades del Mar Negro, donde se encuentra un importante aeropuerto de uso militar y civil, el centro de entrenamiento del Ejército y los mayores polígonos militares y centros de entrenamiento para tanques y blindados de Rumania.

Estados Unidos escogió estas bases con el objetivo de iniciar guerras y al mismo tiempo prepararse para afrontarlas. También puede ayudar a Rumania a modernizar sus equipos militares y elevar su nivel de entrenamiento militar, de modo que el país se sume lo antes posible al despliegue estratégico imperialista.

El presidente rumano, Traian Basescu, señaló en una conferencia de prensa conjunta con Rice que el emplazamiento de bases militares norteamericanas es favorable para la seguridad de su país, pero los rumanos consideran que el emplazamiento de bases militares de Estados Unidos en Rumania somete al país a la amenaza de atentados mortíferos.

... Y la CIA sus centros de tortura

A comienzos de enero de 2006 el semanario suizo Sonntagsblick informó de que en noviembre de 2005 los servicios secretos suizos habían interceptado un fax del Gobierno egipcio que revelaba que la embajada egipcia en Londres tenía constancia de que 23 irakíes y ciudadanos afganos habían sido interrogados por la CIA en la base de Mijail Kogalniceanu, en la localidad rumana de Constanza en la costa del Mar Negro.

El semanario también indicó que el fax, firmado por el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Ahmed Aboul Gheit, fue la prueba contundente para comprobar la existencia de los centros secretos de detención de la CIA en Europa del Este.

Añadía un información procedente del Ministerio de Defensa de Suiza, según la cual prisiones similares existen en Ucrania, Macedonia y Bulgaria.

La supuesta existencia de estas cárceles secretas fue revelada por primera vez por el Washington Post el 2 de noviembre de 2005. Estados Unidos no ha negado la existencia de supuestas prisiones en Europa oriental y central u otros lugares, pero ha rechazado las acusaciones de que usa tortura para obtener información de los secuestrados.

Chistoph Grenacher, redactor en jefe de la publicación, fue amenazado con ser sometido a investigación por la filtración de secretos militares.

Aumenta la presencia de buques nucleares en el mediterráneo

A comienzos de octubre de 2005 Greenpeace denunció que la presencia del submarino británico HMS Trenchant sería, al menos, la décima escala de submarinos nucleares en Gibraltar desde que comenzó la guerra de Irak. Esta escalada se suma a la reciente presencia en Mallorca del portaaviones nuclear de Estados Unidos Theodore Roosvelt y pone de manifiesto el incremento de buques nucleares en el Mediterráneo.

Greenpeace tiene conocimiento de los siguientes submarinos atracados en Gibraltar, todos ellos de propulsión nuclear y capaces de transportar armas nucleares:

Febrero de 2003: Durante los preparativos de la invasión de Irak, son fotografiados dos submarinos nucleares norteamericanos en la bahía.
Abril de 2003: Submarino británico HMS Turbulent, de la misma clase que el Tireless.
Junio de 2003: Submarino norteamericano USS Hampton.
Octubre de 2003: Nuevamente el HMS Turbulent en Gibraltar.
Mayo de 2004: Submarino británico HMS Trenchant.
Mayo de 2004: Submarino británico HMS Sovereign.
Julio de 2004: Submarino norteamericano USS Albany.
Julio de 2004: Submarino británico HMS Tireless
Febrero de 2005: Submarino británico HMS Sceptre
Septiembre de 2005: Submarino británico HMS Trenchant

Este listado puede ser incompleto, y pudieron haber llegado más buques nucleares.

Greenpeace advirtió del riesgo que supone la presencia reiterada de submarinos y buques nucleares en el Mediterráneo y en la zona del Estrecho. El Estrecho de Gibraltar es una zona de intenso tráfico marítimo, y los buques nucleares añaden un riesgo ante la posibilidad de un accidente.

Sin embargo el riesgo no se circunscribe al Estrecho ya que los submarinos nucleares atraviesan en una u otra dirección el Mar Mediterráneo, un mar que, según Greenpeace, debe ser declarado libre de buques nucleares: La presencia de submarinos nucleares en los mares o en los puertos someten a la población y al medio ambiente a riesgos graves e innecesarios. Por ello demandamos que se prohíba la circulación de estos buques por el Mediterráneo, así como su presencia en cualquier puerto, incluido Gibraltar. Defendemos los mares desnuclearizados, declaró Juan López de Uralde, Director de Greenpeace.

Washington planea crear bases militares combinadas en aguas internacionales

El Pentágono acelera todos sus preparativos para una próxima confrontación bélica internacional, que no tendrá por objetivo únicamente a pequeños países, como hasta ahora, sino a otras potencias imperialistas de primera línea.

La guerra de Irak ha servido de preparación, obligando a Estados Unidos a redefinir completamente su estrategia militar en el exterior.

La idea de crear bases militares combinadas en el mar, que ya existía, se avivó durante la guerra de Irak, cuando la Cuarta División de Infantería estuvo parada esperando autorización para atravesar Turquía.

A comienzos de enero de 2004 tres Gobiernos europeos (Polonia, Rumania y Bulgaria) empezaron a negociar la creación de instalaciones de nueva generación, mientras que en Washington los estrategas del Pentágono empiezan a desarrollar el más novedoso concepto de las bases combinadas en el mar, en aguas internacionales, aprovechando la superioridad tecnológica de la que gozan sus fuerzas armadas.

Washington no ha esperado mucho para empezar a poner en marcha lo que hasta ahora no era más que una orientación política. Marc Grossman, subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, y Douglas Feith, subsecretario de Defensa, emprendieron a primeros de diciembre de 2003 una gira por diversas capitales europeas para explicar las nuevas prioridades y en Varsovia, Sofía y Bucarest se anunció que las negociaciones están en marcha para la instalación de bases norteamericanas.

El ministro polaco de Defensa, Jerzy Smajdzinski, dijo que Estados Unidos está buscando bases esqueleto que tendrán instalaciones permanentes pero no serán guarniciones estables de soldados, como fueron las bases militares durante la guerra fría. De hecho, parte de esta reorganización va a suponer también la retirada de muchos de los 70.000 soldados norteamericanos que hay en Alemania.

Rumanía también ha ofrecido al Pentágono diversos emplazamientos, algunos de ellos localizados en la costa del Mar Negro, que es la zona que más puede interesar al Pentágono debido a su proximidad a la región de Oriente Próximo. Bulgaria y Rumanía colaboraron en 2003 con el esfuerzo bélico norteamericano autorizando el uso de su espacio aéreo y los parlamentos de los dos países ya han autorizado la instalación de bases estadounidenses.

En el caso de Rumanía, versiones no oficiales han mencionado la posibilidad de que Estados Unidos pudiera instalar una base de misiles, aunque este extremo no parece acorde con la nueva filosofía de la presencia militar norteamericana, centrada en efectivos móviles y pequeños, pero altamente tecnificados.

Pero la verdadera novedad en este campo es el nuevo concepto que ya ha empezado a ser desarrollado por los estrategas norteamericanos y que consta de tres nuevas capacidades: golpear desde el mar, escudarse en el mar y basarse en el mar. La experiencia en Kosovo, Afganistán, Irak y Turquía ha revelado la necesidad de bases flexibles, persistentes y soberanas. Solo así se garantizará la futura viabilidad de las operaciones militares de intervención donde el acceso ha sido restringido o negado, escribió en enero de 2004 Thomas Hayden en la revista especializada Military.

Este ex oficial de los Marines, que ha trabajado bastantes años para modernizar el Ejército saudí, es quien afirma que hay que agradecer a Ankara no habernos ayudado en la guerra de Irak ya que ahora Estados Unidos se va a asegurar de que no pueda ser obstaculizada una futura operación militar.

La idea al parecer existía ya con anterioridad, pero han sido los acontecimientos durante la guerra de Irak, cuando la Cuarta División de Infantería y más de 20 barcos de carga con todo su material estuvieron paradas en plena guerra, esperando una autorización para atravesar Turquía que nunca llegó. El concepto de bases en el mar representa una fórmula crítica para el futuro de capacidad militar conjunta. Ayudará a asegurar el acceso a las áreas donde se le ha negado a Estados Unidos el acceso a instalaciones de apoyo, aseguraba Hayden en su artículo.

Estados Unidos instalará una base militar al sur de Marruecos

Marruecos podría contar en breve con una base militar norteamericana en la zona desértica de Tan Tan, unos trescientos kilómetros al sur de Agadir y frente a las Islas Canarias. Los estadounidenses disponen ya desde hace meses de una serie de efectivos y material desplegado en el lugar.

Los ejércitos de Marruecos y Estados Unidos desarrollaron a comienzos de abril de 2005 unas maniobras conjuntas en Tan Tan bautizadas African Lion 2005. Según fuentes del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Reales son ejercicios destinados a reforzar la capacidad de ambos ejércitos en materia de planificación y de desarrollo de operaciones a nivel humanitario. Washington, que tiene desplegados algunos efectivos y material en el país magrebí, considera a Marruecos socio preferente en el norte de África. La situación geográfica de Marruecos, a mitad de camino entre Estados Unidos y Afganistán e Irak, y las buenas relaciones entre Rabat y Washington, hacen que Tan Tan sea considerado el lugar idóneo.

La zona de Tan Tan vive un aumento sorprendente de la presencia militar estadounidense lo que muestra indicios de pretender establecerse de forma permanente, según publicaba en abril de 2005 el diario marroquí Al Tachdid. El diario, vinculado a los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo, se refiere también al movimiento de tropas norteamericanas en la desembocadura del río Draa, cerca de Tan Tan, y al contacto que están teniendo los militares con la población local por medio de la construcción de aulas escolares y el reparto de libros y juguetes.

Se trata de los preparativos para la instalación de una base que serviría de descanso a las tropas que operan principalmente en conflictos de Oriente Medio.

El único acuerdo oficial que mantienen en estos momentos Estados Unidos y Marruecos para la utilización de una base es la de Ben Guerir, unos sesenta kilómetros al norte de Marraquech. Pero el acuerdo no va más allá de la eventual utilización de la pista de esta gran base en caso de emergencia para aterrizajes de vuelos espaciales. Estados Unidos tiene designadas otras tres bases en esta parte del mundo para estas emergencias: Banjul (Gambia) y Morón de la Frontera y Zaragoza (España). Pero, según ha publicado el semanario independiente de Casablanca Le Journal, la NASA está pensando en dejar Ben Guerir debido a amenazas islamistas.

El uso de la base de Tan Tan sería militar, muy distinto al de Ben Guerir. Además, no se trata de un proyecto nuevo, pues el antiguo secretario de Estado, Colin Powell, se refirió a la necesidad de reordenar el extenso entramado de varios centenares de bases con que cuentan en todo el mundo y entre sus objetivos estaba sacar provecho de las buenas relaciones con Mohamed VI. Túnez y Argelia son los otros dos países del norte de África en los que Washington quiere instalarse.

Las bases no se limitan sólo a las pretensiones hegemónicas de Estados Unidos sobre el Estrecho de Gibraltar sino que se extienden a la totalidad del continente africano, especialmente la región subsahariana, para que han diseñado el plan Pan-Sahel. De ahí que los planes de instalar bases, según quedó claro tras la gira por varios países del continente del presidente George Bush en 2003, son extensible a países como Malí, Senegal o incluso Uganda.

George Bush designó a Marruecos socio preferencial de la OTAN en pago por el papel de caballo de Troya que está desempeñando en el mundo árabe. Este estatuto especial, del que ya gozaban una docena de países en todo el mundo, permite al reino alauí acceder a contratos preferenciales en materia militar y contacto más directo con el Pentágono.

A pesar de todo, Rabat se encuentra lejos de las aportaciones económicas en materia de seguridad que reciben otros países árabes lacayos del imperialismo estadounidense como Egipto. Estados Unidos ha enviado en el último lustro al país del Nilo una media de 1.900 millones de dólares anuales, de los que 1.300 van destinados a la parcela militar. Esto hace de Egipto el segundo país del mundo en la recepción de este tipo de ayudas por detrás de Israel.

Israel amenaza con atacar Irán

El 12 de mayo de 2005 el jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel, general Moshé Yaalon, hizo alusión a un eventual ataque israelí contra las instalaciones nucleares iraníes. Israel ha encontrado siempre los medios de responder a las amenazas... Espero que las presiones ejercidas sobre Irán serán eficaces, afirmó el general Yaalon, citado por la radio militar.

El jefe del Estado Mayor, no obstante, se abstuvo de dar detalles sobre las intenciones de Israel en caso de que Irán prosiga con su programa de enriquecimiento de uranio.

Ya en 1981, Israel envió sus aviones caza a destruir la central nuclear iraquí de Osirak, cerca de Bagdad. en cuanto tuvo sospechas de que Bagdad intentaba desarrollar su industria nuclear.

Por su parte el ministro de Exteriores israelí, Silvan Shalom, afirmó que Irán estará en condiciones de producir su primera bomba atómica de aquí a seis o nueve meses, aunque no dio más datos para sostener esa presunción. Hay que tratar con seriedad la intención proclamada de Irán de reanudar la producción de uranio enriquecido, insistió.

El 8 de mayo Irán afirmó que se dispone a reanudar su programa de enriquecimiento de uranio, pese a las advertencias de Estados Unidos y de la Unión Europea, que han afirmado que tal acción provocaría una dura respuesta del Consejo de Seguridad de la ONU. Rescindiremos en los próximos días la suspensión que pesa sobre el proyecto para la conversión de uranio en Isfahan, señaló Mohamed Saiedi, vicedirector de la Organización de la Energía Atómica de Irán durante una conferencia en la Universidad, de la que se hizo eco la agencia oficial Irna.

Las instalaciones de Isfahan son empleadas para la conversión de uranio concentrado en un gas (UF-4) que, a su vez, es centrifugado y enriquecido para su conversión en un combustible que puede ser utilizado en reactores nucleares o sometido a un mayor proceso de purificación para transformarlo en un arma nuclear. Irán, no obstante, insiste en negar las acusaciones norteamericanas de que intenta construir una bomba atómica, e insiste en que su programa nuclear sólo tiene como objetivo su uso civil.

Saiedi vinculó la posibilidad de reanudar el programa de enriquecimiento nuclear con las gestiones llevadas a cabo por la Unión Europea para obtener compensaciones económicas a cambio de una renuncia de Irán a su programa nuclear. Aseguró que su país busca una solución a largo plazo, y advirtió que si los europeos no prestan atención a nuestras propuestas, reanudaremos el programa de enriquecimiento.

Y para dar más fuerza a su anuncio, el propio Saiedi afirmó que, antes de que se les obligase a suspender su programa nuclear, se transformaron 37 toneladas de uranio concentrado en gas UF-4, un paso previo y necesario para la obtención de uranio enriquecido. Un aviso inquietante, pues los expertos creen que con 37 toneladas de gas UF-4 se podría producir uranio enriquecido suficiente para cinco bombas atómicas si se somete el material a un ulterior proceso de mayor depurado.

Hasta ahora, las autoridades iraníes nunca habían confirmado oficialmente la transformación de su uranio en gas. Y el hecho de que esta vez hayan querido hacerlo da a entender su fuerte interés en dar credibilidad a sus advertencias.

Saiedi indicó que los trabajos se llevaron a cabo en las instalaciones de Isfahan, de las que Washington sospecha que constituyen uno de los principales centros para la eventual producción de armas nucleares.

Convertimos las 37 toneladas de uranio concentrado, conocido como pastel amarillo, en gas UF-4, en la planta de transformación de uranio de Isfahan, antes de que supendiéramos las actividades, precisó Saiedi.

El uranio enriquecido a bajo nivel puede utilizarse como combustible de reactores nucleares con el fin de generar electricidad, para usos civiles. Pero con un enriquecimiento más sofisticado puede aplicarse a la fabricación de bombas nucleares.

Guerra a muerte en la industria de armamento

La competencia con sus rivales norteamericanos está destrozando a las empresas europeas. Como muchas de ellas venden en los mercados internacionales, la devaluación del dólar y la revaluación del euro están comprimiendo dramáticamente sus márgenes de beneficio.

Pero la principal ventaja de las norteamericanas es el enorme y creciente gasto militar, que les permite compensar la caída (que también se registra en los Estados Unidos) de la demanda civil. La General Electric, por ejemplo, vende más motores de aviones al Pentágono que a todos sus clientes comerciales juntos. Los 310.000 millones de dólares de presupuesto militar de Estados Unidos -contra 144.000 millones de toda Europa- son un enorme subsidio al capital norteamericano.

La industria armamentista británica, fuertemente asociada al Pentágono, es la excepción dentro el derrumbe industrial europeo: por ejemplo, Rolls-Royce y GKN, dos compañías con sustanciales ventas militares en Estados Unidos y Gran Bretaña, son de las pocas que han obtenido beneficios, incluso muy superiores a los esperados.

El contraste con las empresas armamentistas europeas es abismal. AEDS, fusión de la alemana Dasa con las francesas Matra y Aerospatiale, principal accionista de Airbus y fabricante de los satélites europeos Arianne, a la que se califica como el corazón de la defensa europea, planea despedir a 1.700 trabajadores. Giat, fabricante del tanque Leclerc, enfrenta su sexta reestructuración en diez años, con el despido de 3.500 de sus 6.700 empleados, como consecuencia de las enormes pérdidas que enfrenta por la reducción del número de tanques que le comprará el Estado francés (sólo 406 cuando se preveían 1.400). El astillero estatal francés DCN, fabricante de buques de guerra y submarinos nucleares, anunció la supresión de mil empleos (el 10 por ciento de su fuerza laboral) en los próximos tres años.

En esta lucha industrial mortal, y en particular en la rama de las industrias militares, no sólo se juega el destino de determinados grupos sino, por sobre todo, el propio futuro industrial europeo. No es tal o cual grupo sino el capital europeo en su conjunto lo que está en cuestión. Esta es una de las razones centrales de la división de la Unión Europea frente a la guerra y del enfrentamiento de Francia y Alemania con Estados Unidos.

La Unión Europea ha iniciado la fabricación conjunta de armamento, cuyo elemento insignia es el Eurofighter (también hay fragatas, submarinos, etc.). Proceso que sigue en marcha gracias al proyecto de construcción de otro nuevo caza europeo (en versión tripulada y no tripulada), así como misiles y otros sistemas militares. A este pastel van a hincarle el diente las empresas europeas, que están inmersas en un proceso de concentración y fortalecimiento. El mejor ejemplo es la creación de EADS, a partir de la francesa Aerospatiale Mantra, la alemana Dasa y la española CASA.

También ha impulsado su desarrollo militar con la creación de ejércitos: en 1992 el Eurocuerpo, en 1995 el Euroejército del Sur y en 1999 el Cuerpo de Reacción Rápida de la UE. Además, en la cumbre de Colonia de 1999 se aprueba la integración de la UEO en la UE. Cuando se formalice la integración, la relación entre la UEO y la Unión Europea se hará tan íntima que el secretario general de la alianza militar será el responsable de Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea (PESC).

La cumbre de Bruselas de los días 12 y 13 de diciembre de 2003 concluyó con un acuerdo sobre la defensa europea para crear una célula militar dentro de la Unión Europea, el embrión del futuro estado mayor europeo con capacidad para planificar operaciones militares autónomas respecto a la OTAN y los Estados Unidos.

Este proyecto desató una furiosa oleada de críticas en Estados Unidos, que acusó a la Unión Europea de debiliar a la OTAN.

El Consejo Euroepeo ha ordenado a Javier Solana, responsable de la PESC, poner en marcha en Cuartel General europeo antes de finales de 2004.

En 2003 la Unión Europea llevó a cabo sus primeras operaciones militares idependientes, bien apoyándose sobre la OTAN, en el caso de la operación Concordia en Macedonia, pero también sobre medios nacionales, como en la misión Artemis en el Congo, bajo dirección francesa.

El ataque a Irak es el prólogo de una nueva guerra mundial

La tensión entre las grandes potencias imperialistas, especialmente Estados Unidos y Alemania, se multiplica a diario y tiene como objeto inmediato de su codicia a Irak y sus pozos petrolíferos. En su feroz apetito devastador nos llevan a marchas forzadas hacia una nueva guerra mundial de brutales dimensiones.

Asistimos ahora a una verdadera agresión en la que Saddam Hussein y las Naciones Unidas no son más que las excusas que apenas encubren la sucia rapiña que los imperialistas codician, a saber, los pozos petrolíferos irakíes.

Una vez más, es el reparto del mundo, el control de las materias primas, lo que enfrenta a las grandes potencias imperialistas, que han comenzado a delinear ya dos bloques antagónicamente enfrentados en torno a Estados Unidos y Alemania. Estos dos países han ido agrupando a toda una constelación de satélites de segunda fila que colaboran con ellos y les prestan apoyo con la pretensión de quedarse con las migajas del botín. Así, mientras Francia y Rusia declaran abiertamente alinearse en torno a Alemania, otros como Reino Unidos y España ya se han solidarizado con las posiciones estadounidenses.

Que es el petróleo y no otra cosa, lo que está en juego, lo demuestra la situación paralela que atraviesa Venezuela, donde fracasada la vía golpista para derrocar a Chávez, propiciada por Estados Unidos y nuestro país, los imperialistas ensayan una via algo diferente: la de la huelga general y la desestabilización permanente de todo el país. Con Irak y Venezuela bajo su férula, los Estados Unidos tendrían la oportunidad de controlar la mayor parte del petróleo del mundo, una materia prima de carácter estratégico.

Como consecuencia de los bloques imperialistas que se están formando, la flamante Unión Europea que inauguraron el pasado año ha resultado saboteada y los primeros síntomas de una profunda división ya han aparecido y aumentarán progresivamente en el futuro.

En ese contexto de confrontación aguda y beligerante, los neutralistas y pacifistas tratan de seguir confundiendo a las masas sobre la postura a adoptar frente a esta guerra. Aunque cada vez son menos, aún hay quien, como en la guerra de los Balcanes, trata de poner en el mismo plano a los agresores y a los agredidos, a Bush y a Saddam.

También subsisten camufladamente los que llaman a una paz sin más, dejando que todo lo demás permanezca igual, como si fuera posible una paz mínimamente duradera manteniendo a un puñado de imperialistas manipulando los asuntos internacionales de la mayor parte del mundo a su antojo, saqueando las riquezas naturales de los pueblos y causando masacres por todas partes en nombre de sus razones humanitarias.

Frente a todos ellos, los comunistas hacemos un llamamiento para luchar contra la guerra combatiendo a nuestro propio gobierno, que pretende sacar partido de una carnicería inmunda. Sabiendo lo que les espera, el aznarín y sus compinches ya han trazado planes para intensificar la represión contra todas las formas de disidencia: cadena perpetua, reforma de las leyes penales y más cárceles de exterminio. Algunos de ellos ya los han puesto en práctica, desatando redadas masivas contra el MLNV, los libertarios de Valencia y nuestro Partido, para el que maquinan una ilegalización con la que pretenden impedir que nos pongamos a la cabeza de oleada de resistencia que se está desatando contra sus planes belicistas.

Es de esperar que, además, comiencen a intensificar su arsenal demagógico y patriotero sobre la bandera monarco-fascista y los homenajes al ejército legionario para cerrar filas y solventar su profunda crisis con un salto hacia delante.

Por eso no es posible hablar de paz ni en el mundo ni tampoco en España: hay que vincular la agresión a Irak y la nueva guerra mundial con la resistencia antifascista en el interior de España y, en particular, hay que formar una amplia unidad popular para hacer frente a la agresión imperialista. Es ya hora de acumular fuerzas y unirnos todos en contra, muy especialmente, de nuestros propios imperialistas, combatirles por todos los medios y desde todos los frentes.

¡¡¡ Organicemos comités unitarios contra el imperialismo !!!
¡¡¡ Promovamos los sabatajes contra el ejército fascista español !!!
¡¡¡ Guerra a la guerra imperialista !!!

Berlusconi: con el rabo entre las piernas

Berlusconi ha anunciado la reitrada de las tropas italianas de Irak. Lo afirmó el 15 de marzo en la televisión después de que un sargento de paracaídistas muriera en la base de Nasiriya, después de la conmoción por la muerte del espía Calipari y la liberación de Giuliana Sgrena y después de que el Congreso aprobara prorrogar la misión hasta junio.

El cuadro general se completa si se añade que los italianos acudirán a las urnas dentro de 20 días en unas elecciones regionales consideradas la última gran prueba antes de las elecciones generales de 2006. La retirada pone de manifiesto el oportunismo de Berlusconi, que ha visto lo que ha pasado con su socio Aznar y le ha dicho al presidente Bush que tiene que salir de Iraq o de lo contrario acabará saliendo del Gobierno de Roma (camino de los tribunales).

Italia, con 3.300 soldados, era el cuarto país con presencia militar en Irak después de Estados Unidos, Gran Bretaña y Corea del sur. Berlusconi había reconocido que existe una situación de peligro en Iraq que no se debe infravalorar y que sólo se puede garantizar la protección en Nasiriya, donde esta desplegado su contingente militar. Por eso empezará a retirar sus tropas del país a partir del próximo mes de septiembre. A la fuerza ahorcan: no hay que olvidar que 17 carabineros, una policía militarizada, fueron ejecutados en una acción de la resistencia en noviembre de 2003 contra la base italiana en Nasiriya.

La guerra de Irak y sus consiguientes mentiras, sumadas a los casos de los rehenes y a la ya veintena de soldados italianos ejecutados están provocando una tormenta política y social en Italia en vísperas de unas elecciones en las que Berlusconi se lo juega todo y sabe, aunque quizás ya es tarde para ello, que si sale de Irak le quitará una gran baza política a sus adversarios, que están avisando al gobierno italiano sobre el riesgo de más muertes e incluso de una acción islámica como la perpetrado en Madrid el 11 de marzo de 2004.

Todos se van. Bush y Blair se quedan solitos con sus cómplices. Berlusconi sigue los pasos de de otros países como Polonia, Bulgaria y Holanda. Bulgaria también anunció al mismo tiempo la retirada de sus 450 mercenarios para finales de este año después de que uno de sus soldados muriera por fuego amigo estadounidense. El gobierno holandés ha informado de que comenzará a retirar a sus tropas a mediados de abril, mientras que Polonia y Ucrania lo harán a lo largo de este año. Ha habido otras huidas, como la filipina y el de las fuerzas latinoamericanas que integraban paquete con las españolas. Berlusconi ha seguido el camino que acabarán emprendiendo todos los demás.

Por su parte, el primer ministro magiar Ferenc Gyurcsany comunicó nada más conocerse los resultados de los comicios norteamericanos, que Hungría retirará antes del 31 de marzo de 2005 su contingente militar de Irak.

El ministro húngaro de Defensa, Ferenc Jahasz, ya había señalado antes que Hungría esperaba conocer el resultado de las elecciones antes de decidir si prolongar o no la estancia de su contingente en Irak. La decisión definitiva fue comunicada en Budapest por el primer ministro, el socialdemócrata Ferenc Gyurcsany, quién señalo que nuestro compromiso es que nuestra unidad permanezca en Irak hasta la celebración de las elecciones iraquíes. Más allá de esa fecha es imposible, concluyó. Gyurcsany, que ocupa el cargo de primer ministro desde el mes de septiembre de 2004, afirmó no creer en las guerras preventivas y aseguró que la seguridad de Irak debe ser asegurada con métodos políticos.

Con anterioridad, el portavoz del Ministerio de Defensa, Istvan Bocskai, señaló que en la decisión se ha tenido en cuenta el hecho de saber si las tropas húngaras podrán o no contribuir de forma efectiva al buen desarrollo de las elecciones en Irak, celebradas en enero de 2005.

100.000 irakíes han sido asesinados desde que comenzó la invasión

Desde que en el mes de marzo de 2003 comenzó la invasión de Irak, han sido asesinados 100.000 civiles irakíes, la mayoría mujeres y niños. La causa de esta masacre se encuentra principalmente en actos violentos relacionados con las operaciones militares, según datos de un informe realizado por el Centro para el Estudio de Emergencias Internacionales y Refugiados de la Facultad de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, en Baltimore (Estados Unidos).

El propósito de los autores del estudio ha sido investigar el efecto de la guerra de Irak en la mortalidad de los civiles irakíes al comparar el número de fallecidos durante los casi 15 meses previos a la invasión de marzo de 2003 con los casi 18 meses siguientes. Casi 1.000 vecinos de 33 distritos diferentes de Irak fueron entrevistados sobre el número, fecha, causas y circunstancias de muertes violentas que presenciaron durante los meses siguientes a la invasión de marzo de 2003.

Los investigadores, después de analizar todos los datos han detectado que el riesgo de muerte después de la invasión fue 2'5 veces mayor, aunque ese aumento fue sólo 1'5 veces superior si la mortalidad de Faluya (donde se registraron dos tercios de todas las defunciones) se excluye. La probabiliad de sufrir una muerte violenta en el periodo de invasión es 58 veces mayor que la que existía antes del conflicto.

Siendo cautelosos [con los datos] pensamos que al menos 100.000 muertes han ocurrido desde la invasión de Irak en 2003... Hemos demostrado que la recogida de información sobre salud pública es posible incluso en periodos de extrema violencia. Nuestros resultados necesitan de más verificación y deberían dar lugar a cambios para reducir las muertes de civiles por ataques aéreos, afirma contundente Les Roberts uno de los autores del estudio.

Antes de la guerra las causas más frecuentes de muerte en Irak eran infartos, accidentes cerebrovasculares y enfermedades crónicas. La mayoría de las defunciones han sido atribuidas principalmente a fuerzas de la coalición (sobre todo ataques aéreos). El número de víctimas entre mujeres y niños ha sido considerable.

Irak: cada vez más difícil para los marines

Pese a las declaraciones triunfalistas de Bush, la Casa Blanca está llegando a la conclusión de que las posibilidades de vencer a Irak son cada vez más remotas, según el diario The New York Times.

Un documento secreto que fue entregado a Bush a fines de julio de 2004 y publicado por dicho diario, indica que el Gobierno de Estados Unidos ve cada vez de forma más pesimista las posibilidades de paz en Irak, pese al traspaso formal de la soberanía, dice el Times.

De ahí que, a partir de octubre, las tropas británicas hayan salido de su feudo en el sur del país invadido, comenzando a patrullar por Bagdad para reforzar a los estadounidenses, acosados por todas partes.

Aunque oficialmente el Pentágono reconoce 1.019 muertos y 7.246 heridos por la guerra y ocupación de Iraq, pero esconde la cifra real de soldados heridos en Iraq y Afganistán, ya que se han producido cerca de 17.000 evacuaciones por razones médicas que no aparecen en los informes del Departamento de Defensa.

Estados Unidos está teniendo que desplegar un contingente de fuerzas sin precedentes para hacer frente a la resistencia irakí. La Red Voltaire cita al subdirector de operaciones de la CIA, James L. Pavitt, diciendo que Bagdad es el hogar de la mayor base de la CIA desde la guerra de Vietnam, con 500 a 600 agentes.

Los servicios de inteligencia militar no descartan, incluso, que tenga lugar una guerra civil en ese país, que antes fue uno de los mayores exportadores de petróleo.

Desde la llegada de Bush a la Casa Blabca en 2001, el presupuesto de defensa se ha incrementado un 48 por ciento, pero no es suficiente y el Gobierno ha pedido al Congreso utilizar más fondos el país invadido para las urgentes necesidades de la ocupación, informa por su parte el diario The Washington Post. La Administración de Bush plantea utilizar 3.500 millones de dólares que estaban destinados a infraestructuras de agua, alcantarillado y electricidad, para atender los problemas urgentes de seguridad, agrega el rotativo.

El aislamiento de los Estados Unidos es cada vez mayor; desmoralizados, sus compinches le abandonan. Nueva Zelanda anunció en setiembre la retirada de sus soldados por el deterioro de la situación en el país árabe. El contingente de 69 neocelandeses tenía su centro de operaciones en el sur del país ocupada por Estados Unidos y sus aliados, aunque desde hace mes y medio estaba acuartelado en la ciudad de Basora ante el incremento de la resistencia.

Estados Unidos impidió la liberación de los dos periodistas franceses secuestrados

Francia sospecha que Siria está utilizando a los secuestradores con inquietantes fines diplomáticos. Por su parte, los secuestradores de los dos periodistas franceses y su chófer sirio, afirman haber roto sus contactos con el Gobierno francés como consecuencia de interferencias y declaraciones irresponsables.

La superposición de equipos, intervenciones y negociaciones, oficiosas y paralelas, ha precipitado una catástrofe que sería cómica si la suerte de tres hombres no estuviese al filo de la tragedia ensangrentada.

El Gobierno francés estima que las intervenciones personales del diputado conservador Didier Julia, viajando a Damasco y Bagdad en el avión personal del presidente de Costa de Marfil, contando con el apoyo sirio, sólo han precipitado la ruptura anunciada por los secuestradores de los dos periodistas y su chófer.

Didier Julia no descarta que los secuestradores sean elementos sirios, y afirma que los militares norteamericanos impidieron a tiros la liberación de los dos periodistas, haciendo fracasar su misión oficiosa.

El 6 de octubre por la tarde, los secuestradores de los periodistas agravaron la crisis haciendo pública su ruptura con el Gobierno francés, que intenta recomponer una situación patética, con muchos flecos grotescos, al borde del abismo.

Aunque de su mismo Partido, Didier Julia siempre ha despreciado olímpicamente a Jacques Chirac, y antes de iniciar su rocambolesco viaje a Damasco se despedía de sus vecinos comentando, en el ascensor, que dentro de unos días me veréis volver con los rehenes. El fracaso de tal misión, aceptada en silencio por el Gobierno, ha dejado al descubierto una tupida red de intervenciones oficiales y oficiosas.

Presionado por la oposición socialista, los medios de comunicación y la opinión pública, silenciosa, pero muy atenta, el Gobierno afirma no haber jugado ningún doble juego, e intenta recomponer un rompecabezas espantoso. París sospecha que Siria está jugando un papel inquietante, e intentaría servirse del secuestro de tres hombres para reinstalarse como actor privilegiado en una crisis con oscuros flecos militares y diplomáticos en Oriente Próximo.

Las pistas de los secuestros conducen hasta Allawi

La riada de secuestros que padece Irak muestra a este país ocupado como un teatro singular de la pelea entre las grandes potencias imperialistas que ha generado una verdadera industria de los rehenes, en cuya ejecución se mueven tanto la CIA como el M-16 británico y el Mossad israelí, quienes se encuentran detrás de todas las operaciones. Y no deja de ser curioso que mientras Blair hable de negociar con los captores, Chirac se niegue tajantemente a ello.

Organizaciones y dirigentes islámicos de todo el mundo han negado tajantemente la conexión de los secuestradores con la resistencia iraquí y condenan sus procedimientos, deslizando sospechas sobre la participación del gobierno de Allawi en la mayoría de los secuestros, incluidos los que plantean demandas económicas.

Los secuestros políticos tienen distintas finalidades inmediatas pero, en última instancia, el objetivo de los secuestradores, grupos desconocidos sin ninguna identificación islámica para las organizaciones de la resistencia que actúan en Irak, apunta a tres países europeos claves: Italia, Gran Bretaña y Francia. Los dos primeros, principales aliados estratégicos de Estados Unidos en Europa, y el tercero, Francia, opositor de la política de Bush en Irak.

Esta situación (generada también por la demanda electoral contraterrorista norteamericana) ha creado en Irak un mercado floreciente de la industria del secuestro en cuya ejecución se mueven tanto la CIA, las diversas redes de la comunidad de inteligencia estadounidense, el M-16 británico y el Mossad israelí quienes se encuentran detrás de todas las operaciones.

Después del secuestro de los periodistas franceses, cuando en Irak se habla de secuestros, todos las miradas se dirigen hacia el primer ministro iraquí, Iyad Allawi, un ex doble agente operativo de la CIA y del M-16 británico. Durante su exilio en Londres y en Estados Unidos el primer ministro interino, Iyad Allawi, trabajó con el M-16 y la CIA en operaciones especiales para asesinar o derrocar a Saddam Hussein, y tras la ocupación de Irak se convirtió en el hombre clave de la inteligencia militar estadounidense en la tarea de detección de los dirigentes de la resistencia iraquí.

Los secuestros apuntan a presionar a Francia (se cree que los dos periodistas franceses fueron ejecutados) y crear una sicosis terrorista en Europa. Por eso, mientras, el gobierno de Chirac gestiona la liberación de los dos periodistas franceses secuestrados hace varias semanas, señala por medio de distintos medios y fuentes que Estados Unidos y la administración iraquí estaban complicados en la maniobra.

La escalada de secuestros sigue creciendo. Desde el búnker del gobierno iraquí, situado en la amurallada Zona Verde de Bagdad, se manejan todas las líneas de control operativo de los secuestros, tanto políticos como comerciales, por medio de los cuales grupos marginales infiltrados por la inteligencia estadounidense, británica e israelí, exigen diferentes rescates a gobiernos y empresas extranjeras para la liberación de los rehenes. En Irak, principalmente en Bagdad, existen zonas liberadas por las fuerzas norteamericanas y la policía iraquí, lo que explicaría porqué los grupos de secuestradores actúan con total eficacia e impunidad.

Chirac no negocia pero las dos italianas liberadas sí formaron parte de una oscura negociación. Por Bagdad corrieron versiones sobre una entrevista del gobierno de Italia con la administración de Allawi a raíz del chantaje económico que el grupo que tenía a las cooperantes italianas estaba ejerciendo sobre los negociadores italianos. Esta situación enrareció la operación que tenía como objetivo político principal presentar la liberación de las rehenes italianas como un triunfo del gobierno de Berlusconi con la mediación de la administración Bush sobre el gobierno de Allawi.

Fuentes y dirigentes islámicos vinculados al gobierno de Francia lanzaron, a pocas horas de la liberación de las rehenes, la versión de que los secuestradores habrían recibido un pago millonario a cambio de la devolución de las trabajadoras solidarias.

Blair también negocia. Accediendo a los ruegos del ingeniero inglés Kenneth Bigley, el primer ministro británico aseguró que su gobierno responderá inmediatamente a cualquier contacto con el grupo que secuestró a Bigley, diferenciando su postura de la del gobierno francés que se niega negociar con los secuestradores. Responderemos si nos contactan, dijo Blair al llegar a Brighton (sur de Inglaterra), donde se celebró el congreso anual del Partido Laborista, que su Gobierno seguirá haciendo todo lo que pueda por el secuestrado británico en Irak, Kenneth Bigley que, a través de un video difundido por la cadena Al Jazeera, hizo un llamamiento desesperado a Tony Blair para que interceda por su liberación. Blair, que también hizo unas breves declaraciones a la cadena de televisión Sky News, subrayó lo dignamente que llevaba esta situación la familia de Kenneth Bigley, detenido desde el 16 de septiembre. Si el secuestrado Bigley aparece con vida, Tony Blair podría apuntarse una victoria en su guerra contra el terrorismo islámico y Bush sería el beneficiario -vía gobierno iraquí- de esa operación encubierta que podría ser presentada como un triunfo de ambos.

El teatro de operaciones de la guerra mediática entre Bush y Kerry está en Irak, y el epicentro de la demanda electoral (seguridad y combate contra el terrorismo) se dirime en el país petrolero antes que dentro de las fronteras estadounidenses. Por medio de los secuestros, la estrategia electoral de la Casa Blanca intenta convertir a Irak en un caos del terrorismo islámico. La preocupación central de la administración Bush no pasa por la realización de las elecciones en Irak, sino por ganar las elecciones de noviembre en Estados Unidos. Es en donde Irak se define la batalla por la Casa Blanca; es la guerra contra el terrorismo lo que decidirá el resultado de las elecciones. En los comicios de noviembre se enfrentarán dos adversarios: Al Qaeda (Bush) y los muertos de Irak (Kerry), que crearán el escenario sobre el cual girarán los tres debates que los candidatos van a realizar desde el 30 de septiembre, y que se extenderán hasta octubre.

Puestas en el teatro de operaciones de la guerra psicológica y de las campañas mediáticas, las posiciones son claras: Bush juega con la carta del terrorismo de Al Qaeda y Kerry, junto con toda la parafernalia seudopacifista que apoya su candidatura jugarán a la instalación del síndrome de Vietnam (los más de mil muertos estadounidenses en Irak) para desestabilizar las posiblidades de Bush en los sondeos.

El objetivo de los secuestros, respondan a motivaciones políticas o motivaciones económicas, es la provocación del caos terrorista islámico que Bush está esgrimiendo en sus debates televisivos con Kerry en octubre. Los asesores de campaña de Bush presentan a Irak como un campo de operaciones del terrorismo internacional en el que se presenta con toda crudeza la barbarie criminal del fundamentalismo islámico. Bush señaló el 25 de setiembre que persisten serios problemas en muchas ciudades iraquíes y calificó a los insurgentes como los hombres más crueles de la Tierra. La guerra por la liberación de Irak es un combate contra los hombres más crueles y despiadados de la tierra, dijo durante su alocución radial semanal. Los mensajes de Bush, por más estúpidos que parezcan, están orientados a afianzar votos.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, anunció en The New York Times que Estados Unidos y el primer ministro iraquí, Iyad Alaui, quieren organizar una conferencia internacional en octubre para apoyar el proceso electoral en Irak. Estamos planeando celebrar una reunión regional con todos los líderes de Irak y del G8, esperamos que en algún momento de octubre, señaló Powell. Eso es lo que el primer ministro Allawi quiere y va a ser su reunión, agregó. En la conferencia estarían presentes las mayores democracias de occidente y varios países de Oriente Próximo, incluyendo Irán, precisó The New York Times.

Más allá del apoyo a las elecciones iraquíes -pretextado por Powell- es evidente que el objetivo de la conferencia planeada apunta a crear una tribuna internacional desde la cual Bush, en el último tramo de la campaña electoral estadounidense, pueda lanzar la plataforma de una nueva guerra contraterrorista, utilizando de ejemplo el caos terrorista producido por los atentados y secuestros en Irak.

Para dinamitar esta conferencia, el gobierno francés ha exigido la presencia como interlocutores de todas las organizaciones de la resistencia irakí.

Utilizan bombas de fragmentación en Irak

Ocho juristas internacionales disponen de pruebas suficientes para pedir al Tribunal Penal Internacional que investigue si miembros del Gobierno británico cometieron crímenes contra la Humanidad en Irak en 2003.

Estos expertos denuncian el uso de bombas de fragmentación y municiones con uranio empobrecido por parte de las fuerzas de la coalición británico-estadounidense en la guerra contra Irak.

Los pasados 8 y 9 de noviembre de 2003, los ocho juristas que han redactado el documento interrogaron en Londres, a petición de Peacerights, a testigos y expertos que afirman que dichas armas fueron utilizadas en los combates contra las fuerzas irakíes. Los juristas también profundizan en los ataques cometidos por las fuerzas de la coalición británico-estadounidense contra periodistas.

El portavoz de Peacerights, Phil Shiner denunció que numerosas organizaciones y juristas respetados expresaron serias preocupaciones por pérdidas de vidas civiles aparentemente inútiles e injustificadas, en particular debido al uso de bombas de fragmentación en zonas urbanas. Para Shiner es sumamente importante para los que perdieron su vida -en el conflicto- y para las generaciones futuras confrontadas a otras guerras, que los responsables de los Gobiernos que desencadenaron un conflicto sean totalmente responsables de los crímenes de guerra que fueron cometidos.

Pero naturalmente no es un problema de legalidad. El uso de este tipo de armamento carece de jusificación militar en la guerra de Irak; no eran necesarias. Los imperialistas están experimentando con nuevas armas con vistas al futuro, ya que las necesitarán cuando se enfrenten entre ellos. Por eso las emplean ahora.

En Bosnia, la Unión Europea se apresta a sustituir a las tropas de la OTAN

En la cumbre de Colonia de 1999, la Unión Europea se dotó de estructuras político-militares para ejecutar las resoluciones en política de defensa. Estas estructuras se perfilaron definitivamente en la cumbre de Helsinki de aquel mismo año, con la creación de un Comité Político y Militar, un Comité Militar Permanente y una Jefatura Militar. Aunque los mismos representantes nacionales son los que intervienen en el Comité Militar Permanente de la Unión Europea y en el Consejo Atlántico de la OTAN.

Tanto el Eurocuerpo como el Cuerpo de Reacción Rápida se diseñan como de rápido despliegue y realizan misiones de mantenimiento y/o imposición de paz, aunque al Eurocuerpo también se le ha asignado la defensa del territorio europeo. El Cuerpo de Reacción Rápida de la Unión Europea es operativo desde 2003 y se nutre de unos 60.000 soldados (de los cuales aproximadamente un tercio serán aportados por los países que se incorporen próximamente a la UE), 400 aviones de combate y 100 buques; además será complementado con una fuerza de 5.000 policías. Las tropas deberán poder desplegarse en un plazo de sesenta días y permanecer en la zona de conflicto, al menos, durante un año. Este cuerpo no será permanente, sino que los estados se comprometen a asignar los elementos en caso de necesidad. El mando de este ejército lo ostentará el Comité Político y de Seguridad Común, bajo la presidencia semestral de turno de la Unión Europea en tiempos de paz y, en caso de crisis, del responsable de la PESC, actualmente el español Javier Solana.

Dicha fuerza necesita el material de Estados Unidos para poder ser de despliegue rápido y, según lo acordado en la cumbre de Berlín de 1996, Estados Unidos tiene derecho de control e inspección sobre las misiones que se realicen con este material, aunque no participe. Además, el uso de este instrumental debe pasar previamente por la aprobación del Consejo Atlántico, donde, además de Estados Unidos, otros estados ajenos a la Unión Europea, como Turquía, pueden vetar el uso de ese material.

También hay que señalar que la Unión Europea se ha dotado de un sistema de espionaje propio.

Para subrayar el papel de potencia militar de la Unión Europea en el mundo, no hay que olvidar que las tropas de sus Estados han estado presentes en todas las últimas intervenciones, empezando por la Guerra del Golfo, continuando por los conflictos de los Balcanes y llegando a las operaciones de castigo de Estados Unidos tras el 11-S. Además, también han actuado de manera independiente, defendiendo sus intereses nacionales, como atestiguó la Operación Turquesa que llevó a cabo el ejército francés durante las matanzas de Ruanda, o la actuación de Alemania en los conflictos yugoslavos.

En paralelo a este proceso se ha desarrollado la Identidad de Seguridad y Defensa Europea (ISDE) en el seno de la Alianza Atlántica. Su finalidad ha sido la reducción de gastos de Estados Unidos, con el aumento de los de los socios europeos. La UEO ha sido la plasmación de esta ISDE. Tras la reunión de Petersberg en 1992 se produce un reparto de misiones entre la UEO y la OTAN. A la UEO se le encomiendan misiones de gestión de crisis, operaciones humanitarias y operaciones de mantenimiento de la paz; mientras que la OTAN se reserva la defensa de sus estados miembros. Esto respondió a la realidad de ese momento, en la cual la UEO tenía un estatuto (el Tratado de Bruselas) que le permitía intervenir más allá de su territorio, cosa que no podía hacer la OTAN con el Tratado de Washington. En todo caso, este reparto no se ha respetado e intervenciones como la que se produjo en Yugoslavia en 1999 o la actual de Macedonia, que han sido calificadas como de imposición de la paz, han sido llevadas a cabo por la Alianza Atlántica. Un ejemplo de cómo es realmente el reparto de cargas entre europeos y americanos es la intervención de la OTAN de 1999 en Yugoslavia, donde el material de alta tecnología fue aportado en su mayoría por Estados Unidos (diez veces más que el aportado por la Unión Europea), sin embargo, la aportación de soldados (con todo lo que ello supone de cara a la opinión pública) fue diez veces mayor por parte de los europeos.

Guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea

Las ayudas públicas a Boeing y Airbus han desatado otra guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea por los subsidios que ambos otorgan a sus principales constructores aeronáuticos, Boeing y Airbus. Con una diferencia de horas, el 6 de octubre de 2004 Washington y la Comisión Europea presentaron sendas denuncias mutuas ante la Organización Mundial del Comercio en Ginebra, rompiendo así la negociación en curso sobre los acuerdos de 1992 para limitar estas ayudas.

Washington da por concluido el acuerdo bilateral con la Unión Europea de 1992 que limita los subsidios al sector aeronáutico, al considerar que ha sobrepasado su objetivo de hacer despegar la actividad aeronáutica europea, por aquel entonces débil. La Unión Europea, por su parte, entiende que la ruptura unilateral del acuerdo no es válida y, por ende, sigue en vigor.

En el telón de fondo de la discusión destacan dos factores clave. La primera es la ajustada campaña presidencial en Estados Unidos. En un comunicado público la Comisión Europea considera que no es una casualidad que la denuncia de la Casa Blanca se produzca en un momento decisivo de la campaña de las elecciones presidenciales. La segunda, el progreso imparable de los pedidos a Airbus, que en 2003 superó por primera vez en la historia a Boeing, con 305 ventas frente a las 285 de la compañía norteamericana. Airbus realizó un total de 224 entregas de aviones comerciales en los nueve primeros meses de 2004, una cifra que le permitió dejar atrás a su competidor norteamericano, que ejecutó tan sólo 218 entregas hasta septiembre. Airbus calcula cerrar el presente año con entre 315 y 320 entregas de aviones comerciales, unas cifras con las que la constructora europea volvería a situarse por encima de Boeing, que mantiene una previsión de registrar 285 entregas en 2004, y cerca del récord de Airbus, con 325 aparatos entregados en 2001.

La Comisión Europea arremetió con una dureza inusitada contra los imperialistas estadounidenses en defensa de sus propios intereses imperialistas, al afirmar que la denuncia persigue desviar la atención del declive de Boeing.

Por su parte, Washington acusa a los europeos de haber concedido préstamos preferenciales por valor de 15.000 millones de euros desde 1992. La portavoz del comisario europeo de Comercio Exterior, Pascal Lamy, constestaba a esta acusación indicando que estos préstamos son devueltos con intereses, mientras que Boeing recibe dinero contante y sonante que no debe devolver, hasta 23.000 millones de dólares desde 1992, tanto del Departamento de Defensa y de la NASA como del Gobierno de Japón, que ha aportado 1.600 millones de euros al desarrollo del modelo 7E7. Además, el constructor americano se benefició del sistema de ayudas a la exportación (FSC) condenado en varias ocasiones por la Organización Mundial del Comercio.

La Comisión Europea tenía la denuncia a punto desde el día que empezó a renegociar el acuerdo de 1992 con Washington, con el respaldo de las 25 capitales de la Unión Euopea y del consorcio Airbus. El comisario francés Lamy consideró que esta guerra comercial podría desestabilizar el comercio y la inversión, incluido el proyecto 7E7 de Boeing.

Aunque existe desde 1969, Airbus no entró realmente en competencia con la industria aeronáutica estadounidense hasta la década de los ochenta, pero desde entonces su ascensión ha sido imparable, hasta el punto de que Airbus genera hoy unos 120.000 empleos directos e indirectos en Estados Unidos mismo.

El constructor estadounidense ha puesto todas sus esperanzas en el proyecto del Boeing 7E7 para competir con el Airbus A380 y enderezar sus cifras de pedidos.

Éste será precisamente el objetivo prioritario de la denuncia europea, que destacará que el 7E7 recibe subsidios de tres Estados (Washington, Kansas y Oklahoma) y de Japón por un total superior a 5.000 millones de dólares.

Poco después de interponer la denuncia, el 17 de octubre, Airbus anunció su intención de pedir ayudas públicas a la Unión Europea para el A-350 por valor de hasta 1.000 millones de euros para el desarrollo del programa industrial de su futuro modelo A-350. Este aparato nace con el objetivo reconocido de competir directamente con el nuevo modelo 7E7 del fabricante estadounidense Boeing.

La compañía confirmó que la inversión para este lanzamiento se situará entre los 2.000 y los 3.000 millones de euros, por lo que el grupo europeo solicitará ayudas entre 700 millones y 1.000 millones, correspondientes al 33 por ciento del coste total contemplado en el acuerdo bilateral Estados Unidos-Unión Europea sobre subsidios al sector aeronáutico.

También la OTAN bombardeó Yugoslavia con uranio

En los Balcanes ha sucedido lo mismo que en la agresión contra Irak: los criminales de la OTAN no han tenido escrúpulos en bombardear a una población indefensa con bombas radiactivas de uranio, plutonio y cobalto.

Pero los asesinos que encabezó Javier Solana en su ataque contra Yugoslavia no se preocupan del futuro de una población devastada ni de una tierra que han dejado estéril y contaminada para los restos. No; sólo se preocupan de la suerte de los mercenarios que llevaron a ese ataque feroz; sólo hablan de sus soldados; nunca de las víctimas inocentes que dejaron allá.

El Gobierno italiano reconoció que siete de los mercenarios imperialistas perdieron la vida como consecuencia del síndrome de los Balcanes. El ministro italiano de Defensa reconoció que son 30 los mercenarios afectados, e insistió en la necesidad de una moratoria en el uso de armamento con uranio.

La OTAN advirtió en el mes de julio de 1999 a los Ministerios de Defensa de los países miembros del peligro que representaba el uso de bombas de uranio en la agresión contra Yugoslavia. La Alianza imperialista pidió entonces que se tomaran medidas preventivas, según ha reconoció el Ministerio alemán.

El periódico Berliner Morgenpost dijo haber obtenido un documento del Ministerio de Defensa alemán fechado el 16 de julio de 1999 en el que se recoge la advertencia de la OTAN sobre la posible amenaza tóxica que representaba el uranio para las tropas mercenarios de la OTAN y los civiles que les aacompañaban, aunque no aludía para nada a las víctimas locales de los bombardeos, la población yugoslava.

La criminales de la OTAN se comprometieron a investigar los riesgos para la salud que implica el uso de bombas de uranio ante el temor causado por el descubrimiento repetido de casos de cáncer entre los mercenarios europeos desplegados en los Balcanes en los últimos años, pero para nada intentarán reparar el crimen cometido en Bosnia y Kosovo contra la población indefensa.

La Organización Mundial de la Salud reconoce que la contaminación con partículas procedentes de este armamento puede causar a largo plazo graves daños a la salud humana, incluido el cáncer. Tras la inhalación, el uranio se deposita en los pulmones, los riñones y el sistema linfático. Su acumulación en el riñón puede provocar la destrucción de ese órgano.

Una comisión formada por 14 científicos de la ONU, otra institución internacional cómplice de la agresión militar, ha declarado haber encontrado restos de uranio accesible a niños y animales. El equipo ha recalcado que es urgente restringir y limpiar las zonas contaminadas.

Estados Unidos fue el primero en alertar sobre los efectos de la munición con uranio, al avisar a sus aliados sobre las especiales precauciones que debían tomar al entrar en Kosovo.

El documento publicado por The New York Times alerta a las tropas mercenarias y los civiles para que eviten tocar restos de los proyectiles con uranio y materiales contaminados. Los que tuvieran que hacerlo, añade, deberían llevar máscaras.

Mentiras, mentiras y más mentiras

La OTAN admite haber lanzado sobre Kosovo unas 31.000 bombas radiactivas, pero las cifras oficiales no son fiables. La cifra total de proyectiles suma 30.523, pero además hay 23 ataques en los que figura el acrónimo UNKWN (desconocido) en la columna referida a la cantidad de munición.

Por otro lado, el 10 de junio de 1999, el secretario general de la OTAN, Javier Solana, declaró solemnemente: Hace unos momentos he dado instrucciones al general Clark para suspender las operaciones aéreas contra Yugoslavia. Sin embargo, según la lista de objetivos bombardeados con uranio que ha difundido la OTAN, dos de dichos ataques tuvieron lugar el 11 de junio.

La OTAN no quiso difundir cuántos proyectiles radiactivos arrojó. Teniendo en cuenta que en algunos ataques se lanzaron 50 bombas y en otros más de 1.000, la cifra que habría que sumar a los 30.523 oscila entre 1.150 y 23.000, casi un océano de incertidumbre.

La cantidad total arrojada sobre Kosovo, y de muy problemática localización, se encontraría entre las 10 y las 17 toneladas.

Con ser falsos, los datos de la OTAN sobre los bombardeos en Kosovo son, en todo caso, mejores que los que ha divulgado sobre Bosnia-Herzegovina después de que los solicitase Italia.

En este caso, la OTAN no ha facilitado la lista con el número de ataques, las coordenadas y la cantidad de munición, sino sólo un mapa en el que figuran las zonas bombardeadas en septiembre de 1995 en los alrededores de Sarajevo y Han Pijeak.

El antiguo ministro español de Defensa, Federico Trillo, afirmó en el Congreso que las estimaciones que manejamos indican que no más de un tercio de las bombas hicieron blanco. Se trata de una estimación muy generosa. Según fuentes militares, menos de tres decenas de blindados yugoslavos resultaron destruidos. Parece un resultado escaso para 112 ataques en los que se arrojaron más de 30.000 proyectiles.

En el debate organizado por el Foro Económico Mundial en Davos de 2001 la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia y para Ruanda, Carla del Ponte, fue acusada de parcial por el secretario general de Amnistía Internacional, Pierre Sané, porque el Tribunal sólo investiga una parte y no investiga los posibles crímenes de guerra producidos por los bombardeos de la Alianza.

Del Ponte desveló que las nuevas autoridades serbias le comunicaron que le remitirán pruebas para que se abra una investigación sobre la agresión radiactiva de la OTAN.

Por su parte, el presidente del Instituto Open Society de Estados Unidos, Aryeh Neier, también presente en el debate, criticó que la Alianza hubiera atacado a la televisión serbia.

Sudán acusa a Washington de dividir el país

El presidente de Sudán, Omar Hasan al Bachir, ha acusado a Estados Unidos de estar detrás de las fuerzas foráneas que agitan la crisis de la región de Darfur, en el oeste de Sudán, en una entrevista que publicaba el 29 de setiembre el diario egipcio Al Ahram.

Estados Unidos es quien está detrás de esto, dijo Bachir al ser interrogado sobre si existen fuerzas extranjeras involucradas en el conflicto que asola esa región. Según el presidente sudanés, Estados Unidos y otras partes implicadas, que no identificó, llevaron a los rebeldes a campamentos en Eritrea en donde han sido financiados, armados e instruidos militarmente. El mandatario sudanés denunció que la intervención norteamericana se ha llevado a cabo a través de grupos como la Organización de Asistencia Estadounidense, que opera en África y Oriente Medio.

Escalada de armas de destrucción masiva en el Oriente Medio

El fracaso a comienzos de setiembre de 2004 del lanzamiento de un satélite espía israelí puso de relieve la gravedad de la escalada armamentista en el Oriente Medio y, en especial, lo relacionado con las armas de destrucción masiva. Portavoces del gobierno de Tel Aviv dijeron que el satélite tenía el objetivo de espiar la marcha de los centros nucleares de Irán, que según Estados Unidos aún no ha logrado fabricar armas atómicas.

Fuentes del Ministerio de Defensa israelí aseguraron que la destrucción del cohete Shavet portador del satélite Horizonte-6 se debió a un fallo técnico durante la tercera etapa de su lanzamiento de la base aérea Palmahem, ubicada en el sur del país.

Por otra parte, el periódico israelí Ha'aretz aseguró que los aviones norteamericanos F-16 se utilizarán para cargar armas atómicas y apuntó que ya existe un pequeño grupo de pilotos entrenados para dar golpes nucleares partiendo de varias bases en Israel. La publicación norteamericana Nuclear Notebook recordó en su número de setiembre de 2004 que Estados Unidos entregó 25 aviones F-16 a las fuerzas aéreas israelíes, capaces de cargar cuatro y media toneladas de carburante y 11 de municiones. Aunque ese texto no asegura que Israel adaptará esas naves para misiones nucleares, Estados Unidos dedica los F-16 Eagle a esos fines, en particular. Nuclear Notebook cita un informe del Pentágono de 1991 sobre la obtención israelí de unas 200 armas nucleares, entre bombas, agujas y otras de uso táctico, además de 50 misiles balísticos Hereco -con alcance de 500 kilómetros- almacenados en la base Zakharia, a 45 kilómetros al sudeste de Tel Aviv.

El despliegue nuclear iraní existe pero es muy limitado, aunque sus cohetes convencionales pueden alcanzar cualquier parte del Estado israelí. Los cohetes iraníes Chihab-3 tienen una velocidad de seis kilómetros por segundo o sea cuatro veces la de los cohetes Scud que alcanzaron el territorio israelí 39 veces durante la Guerra del Golfo de 1991, pese a los famosos Patriot.

Eso quiere decir que las informaciones captadas por el mencionado satélite serían de vital importancia para el sistema de defensa aérea israelí, que requiere además medios efectivos anticohetes, como es el caso de los cohetes Aro, fabricados recientemente en cooperación con Estados Unidos. El desarrollo del proyecto Aro costó 2.200 millones de dólares y su director, Ariel Hertzug, dijo a la televisión israelí que las pruebas realizadas en Los Angeles tuvieron éxito total, y afirmó que seguirán logrando los avances requeridos contra las futuras amenazas de Irán.

Pese a la mencionada capacidad ofensiva y defensiva de Israel parece que las autoridades de ese país no sienten la seguridad que les ofrece tener tal superioridad militar en la región. Lo anterior lo confirma el corresponsal militar del periódico Jerusalem Post, Arieh O"Sullivan, al reafirmar que el cohete iraní Shihab-3 tiene el doble de la velocidad establecida para su rival el misil interceptor Aro.

Todos nuestros documentos sobre la nueva guerra mundial
Fortalecer el PCE(r) para organizar la lucha antifascista y antimperialista Es la guerra ¡Es la guerra!
Comunicado del Comité Central
La guerra imperialista y la revolución Aparecen de nuevo los viejos factores que conducen a la guerra ¡Contra la guerra imperialista, la guerra revolucionaria!
Japón prepara su expansión militar imperialista Francia también se rearma La nueva fase de la crisis
El desorden reina bajo los cielos Un nuevo Pacto de Munich La lucha contra el imperialismo y el peligro de guerra
Una guerra total e indivisible Fascismo y guerra imperialista: dos caras de la misma moneda La escalada militarista del imperialismo español
Prepararse en todos los terrenos para afrontar la agresión imperialista y fascista La nueva OTAN: La otra cara del Pacto de Washington Vivimos en la época del imperialismo y de la revolución proletaria