Juan Carlos Delgado de Codes
Asesinado en Madrid el 20 de abril de 1979

Conocido clandestinamente entre nosotros por Herrera, Juan Carlos era natural de Segovia, aunque pronto marchó a Cádiz, donde trabajó como conserje en el Colegio de Médicos, al tiempo que estudiaba Naútica.

Intervino en las huelgas que se realizaron en dicha Escuela, donde empezó a leer con pasión a Marx y Lenin y entró a militar en la OMLE en 1969.

Era entonces un joven decidido y desde el primer momento dio muestras de una capacidad de análisis poco común.

Durante tres años trabajó para impulsar la OMLE en Andalucía y en junio de 1973 fue enviado como delegado a la V Conferencia de la OMLE. De dicha Conferencia salió elegido miembro del Comité de Dirección, junto a Manuel Pérez, Abelardo Collazo y Enrique Cerdán.

Fue elegido máximo responsable de la organización de Andalucía, y durante dos años incorporó a la organización a numerosos cuadros comunistas que posteriormente fueron dirigentes de nuestro Partido.

En junio de 1975 partició en el Congreso fundacional del Partido, resultando elegido miembro del Comité Central.

A finales de agosto de 1976 fue detenido en Galicia, siendo salvajemente torturado, a resultas de lo cual le rompieron dos costillas e ingresó en la cárcel, donde permaneció hasta octubre de 1978.

Al salir de la cárcel, dado que el nuestro Comité Central en pleno había sido detenido y encarcelado, en unas condiciones de clandestinidad verdaderamente difíciles, fue elegido Secretario General en funciones de nuestro Partido.

Era el máximo responsable de nuestra dirección clandestina cuando fue asesinado en Madrid, en la puerta del Metro de Lavapiés el 20 de abril de 1979.

Rodeado por tres policías en una emboscada criminal, fue asesinado a bocajarro de un disparo en la sien a muy corta distancia. Le dejaron desangrar tirado en la calle. Nadie fue juzgado a pesar de que los testigos presenciales determinaron que la policía había disparado a quemarropa y que Juan Carlos estaba desarmado. Cayó a cuatro metros y los policías dieron la vuelta al cuerpo para que pareciera un enfrentamiento.

En el momento de su asesinato, su hijo Juan, nacido en la clandestinidad, tenía cuatro meses de edad. Fue enterrado en el cementerio de Segovia en medio de fuertes medidas de seguridad. Uno de los solidarios asistentes declaró a la prensa ¡Qué pena, le han matado cuando estaba madurando y podía haber sido uno de los mejores dirigentes políticos obreros! Por eso precisamente le asesinaron.

Con motivo de su asesinato, la Comisión Política del Comité Central difundióentonces el siguiente comunicado por medio de octavillas:

DECLARACIÓN DE LA COMISIÓN POLÍTICA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCE(r)

Nuestro querido camarada y actual máximo dirigente del Partido, Juan Carlos Delgado de Códex, ha sido asesinado.

Una vez más el régimen, con la complicidad de la oposición domesticada, ha puesto de relieve su catadura criminal y sus siniestros planes para seguir ahogando en sangre la resistencia de nuestro pueblo.

Este asesinato, al igual que el del dirigente de ETA Argala, forma parte de la política nazi-terrorista del régimen, encaminada a detener el poderoso movimiento de resistencia que se levanta contra él y que se extiende y fortalece en todos los pueblos de España. Este asesinato y los ataques desesperados del régimen contra nuestro Partido son consecuencia del arraigo creciente de nuestra política y actividad entre las masas obreras y populares. Por ello el Gobierno se ha visto obligado a iniciar esta política de crímenes en vista del fracaso en sus intentos de aislarnos de las masas, con la persecución policial más feroz, la calumnia y la desinformación; pero, se equivocan si piensan que eliminando a nuestros dirigentes van a destruir al Partido y el movimiento de resistencia.

Desde que la oligarquía comenzó su reforma política, con el fin de enmascarar su verdadera esencia fascista, explotadora y asesina con la ayuda de los partidos reformistas, ha ido sufriendo fracaso tras fracaso en su afán de engañar a las masas; el boicot tan rotundo a las últimas farsas electorales viene a sumir al régimen y sus lacayos en el aislamiento más completo. De ahí que el recurso al terrorismo indiscriminado apoyado en las leyes salidas de las Cortes no sea otra cosa que la respuesta al boicot y a la resistencia del pueblo.

Las masas ante esta política terrorista y la intensa explotación que sufren no cesan de hacerle frente. Las oleadas de huelgas, el rechazo de los cauces conciliadores, el empleo de nuevos métodos de resistencia como el sabotaje y el escarmiento de esquiroles y empresarios, así como la simpatía y colaboración creciente con los revolucionarios que se encuentran tanto en la calle como en las cárceles son algunos ejemplos que corroboran la justeza de nuestra línea política y afianza su enraizamiento entre las masas de los pueblos de España.

La nueva investidura del falangista Suárez como presidente del Gobierno, impuesta por la oligarquía junto con la formación del nuevo gabinete y la entrada en el mismo en puestos claves de militares de conocida catadura asesina como el civilón Ibáñez Freire, significa que la oligarquía y el Ejército tratan de centralizar sus fuerzas para hacer frente al movimiento revolucionario del que destaca como punta de lanza la guerrilla popular y al mismo tiempo preparan la entrada de España en organizaciones agresivas e imperialistas como la OTAN, el nombramiento de un empresario para el ministerio de defensa responde a estos objetivos, encaminados a adecuar y potenciar la industria armamentista militar a las necesidades de la OTAN.

Ante esta situación, hacemos un llamamiento a la clase obrera y demás sectores populares, a incrementar la resistencia con luchas de todo tipo, a unirse al Partido, incorporarse y colaborar con la guerrilla armada popular, luchar por la liberación de los presos políticos y a fortalecer la unidad de todas las fuerzas enfrentadas al fascismo, poniendo como objetivo el programa de los Cinco Puntos aprobado por el Comité de Enlace de las organizaciones GRAPO, Socorro Rojo, ODEA, UJA, Pueblo y Cultura y PCE(r).

¡SIGAMOS EL EJEMPLO DEL CAMARADA DELGADO DE CODEX!
¡MUERTE AL FASCISMO Y AL MONOPOLISMO!
¡VIVA EL MOVIMIENTO DE RESISTENCIA!
¡VIVA LA REPUBLICA POPULAR!

Comisión Política del Comité Central del PCE(r)
Abril-1979

La vida que se va extinguiendo en mí
proseguirá por largo tiempo en tí,
y en nuestro pueblo,
eternamente.

Nazim Hikmet

inicio programa documentos galería